Quieres comer más sano y no quieres hacer dieta.

Te entiendo. Es más, ¡te apoyo!

Un estilo de vida saludable no se trata de seguir una dieta extrema o de no disfrutar la comida.

PEQUEÑOS PASOS PARA COMER MÁS SALUDABLE PUEDEN AYUDARTE A TENER GRANDES RESULTADOS CON EL TIEMPO.

He estado en la industria del wellness por más de 6 años y actualmente me estoy certificando como Health Coach y puedo decirte esto: una dieta a corto plazo no cambiará tu vida, pero hacer un pequeño cambio por semana se sumará a un estilo de vida completamente nuevo y saludable.

Puedes modificar algunas cosas en tus hábitos alimenticios diarios que te generen salud a largo plazo.

En lugar de renunciar a ciertos alimentos o grupos de alimentos para siempre, comprométete a incorporar uno o dos de estos consejos en tus hábitos alimenticios saludables cada semana para crear una perspectiva y un patrón de alimentación completamente nuevos en cuestión de meses. Concéntrate en agregar cosas, no en quitarlas.

Si estás listo para comer de manera más saludable, comienza con estos consejos.

(Sin ningún orden en particular …)

20 maneras de comer más sano sin hacer dieta

1. BEBE AGUA ANTES DE CUALQUIER OTRA COSA EN LA MAÑANA

Pierdes una tonelada de agua cuando duermes simplemente por respirar (piensa en cómo puedes empañar un espejo con tu respiración). Cuando te despiertas por la mañana, no te has hidratado durante aproximadamente ocho horas, y la deshidratación puede imitar el hambre. Comienza tu día con 500-800 ml de agua filtrada antes que nada y observa cómo cambia tu salud.

2. COME PROTEÍNA PRIMERO POR LA MAÑANA

La proteína te sacia y ayuda a equilibrar el azúcar en sangre. Si aumentas tu nivel de azúcar en la sangre por la mañana (al comer pasteles o azúcar), es más probable que comas hasta el doble de la comida durante el día. Comprométete a equilibrar el azúcar en la sangre por la mañana y observa cómo cambia tu salud. Trata de consumir al menos 15-20 gramos de proteína por la mañana dentro de una hora después de despertarte (y después de tu hidratación matutina).

3. COMA AGUA DURANTE EL DÍA

Sí, leíste bien. Come tu agua.

Los alimentos ricos en agua no solo te mantienen hidratado, sino que también son menos densos en energía y te llenan. Pregúntate todos los días, ¿he comido alimentos ricos en agua hoy? Los alimentos ricos en agua incluyen cualquier fruta y verdura, especialmente verduras, pepinos, tomates, melón, sandía, bayas, coliflor y más. Y recuerda, un batido de proteínas es rico en agua, mientras que una barra de proteína no lo es. Llénate de alimentos ricos en agua tanto como puedas.

4. SALTA (O AL MENOS REDUCE) EL AZÚCAR EN TU CAFÉ Y TÉ

Como mencioné anteriormente, el azúcar te hace sentir más hambriento de lo que realmente tienes. A estas alturas ya sabes que el exceso de azúcar es malo para ti, pero es especialmente malo para ti a primera hora de la mañana. Si no estás listo para dejarlo, al menos reduce a la mitad la cantidad que usas. Después de una semana, tus papilas gustativas ni siquiera notarán la diferencia, pero tu cuerpo sí.

5. AGREGA UNA PIZCA DE CAYENA A TU AGUA TIBIA CON LIMÓN

Dentro de la clasificación oriental de los alimentos se considera que la cayena es un alimento “caliente” (es decir, Yang) con energía que sube; y el limón es un alimento “frío” (o sea, Yin) con energía que baja. Es decir, es una combinación perfectamente equilibrada entre ambos. Es lo mejor que existe para prevenir enfermedades crónico-degenerativas, ayuda a comenzar correctamente el funcionamiento del sistema digestivo en la mañana y promueve la desintoxicación del cuerpo.

6. HAZ UNA COMIDA LÍQUIDA AL DÍA LA MAYORÍA DE LOS DÍAS

No estoy hablando de una «dieta líquida». Una comida líquida al día (un batido, un jugo, una malteada) asegura que no solo obtengas más hidratación, sino que sea más fácil de asimilar para tu sistema digestivo. Tu cuerpo gasta una enorme cantidad de energía en digerir los alimentos. Las comidas líquidas requieren menos energía para digerir, liberando esa energía para que otras partes de su cuerpo se curen.

Bonus: haz esa comida líquida como tu primera o última comida para facilitar tu digestión para empezar o acabar el día. Yo tomo Nutrimeal Chocolate Holandés de USANA por ser una malteada de remplazo sin lácteos, sin gluten y sin azúcar añadida. ¡Tu comida líquida debe ser abundante y agradable! Sé creativo y no te mueras de hambre.

7. HAZ LA MAYOR PARTE DE TU PROPIA COMIDA EN CASA

Si solo haces un cambio para comer más saludablemente, debe ser este. Lo mejor que puedes hacer por tu salud es preparar la mayor parte de tu propia comida en casa. Pedir comida en Uber Eats o Rappi una o dos veces por semana es genial, pero depender de comidas para llevar o comidas preparadas todos los días está destruyendo tu salud. Cuando cocinas en casa, controlas la nutrición y los ingredientes que consumes.

La mayoría de la gente no lo sabe, pero los restaurantes añaden montones de aceite, mantequilla y azúcar extra a la comida para que tenga un sabor gourmet. Está bien disfrutar de las comidas del restaurante de vez en cuando sin preocuparse por el contenido de la comida. No está bien depender de ellos para tus comidas diarias.

Consejo: agrega hierbas frescas, jugo de cítricos frescos y sal de mar a la comida que cocinas en casa para crear sabores gourmet en tu propia cocina.

8. PIENSA SIEMPRE, «COCINO UNA VEZ, COMO 2 O 3 VECES»

Para ayudar a que sea más fácil preparar la mayor parte de tu propia comida en casa (ve el #7), usa el principio «Cocino una vez, como 2 o 3 veces». ¿Qué puedes hacer el domingo que se pueda convertir en comida o cena para el lunes o martes? Por ejemplo, si asas un pollo, reserva un poco para los tacos de pollo al día siguiente. Las sopas y la avena preparada se conservan especialmente bien en el refrigerador durante unos días. Las sopas generalmente se mantienen congeladas hasta tres meses.

9. OPTA POR GRASAS MÁS SALUDABLES PARA COMER MÁS SALUDABLE

¡Las grasas no son malas! Pero no todas las grasas son iguales. Las grasas buenas de fuentes como aguacates, salmón, aceite de oliva extra virgen, nueces, semillas y fuentes de alimentos naturales mantienen las membranas celulares permeables para ayudar a que la nutrición ingrese y se eliminen los desechos. Las grasas de aceites degradados como el aceite vegetal no tienen ningún beneficio para la salud. Las grasas buenas ayudan a saciarte y pueden ayudarte a perder peso si ese es tu objetivo. Trata de consumir una pequeña porción de grasas saludables en cada comida y colación.

10. TRANQUI CON LAS NUECES Y MANTEQUILLAS DE NUECES

Hablando de nueces, aléjalas un poco si las comes con cada comida. Es fácil encontrarse comiendo galletas de harina de almendras, nueces en cada ensalada y mantequilla de nueces con cada comida, además de comer nueces simples. ¡Las nueces son buenas para ti! También son densas en energía y comer muchos de ellos ralentizará tu digestión y tus sistemas de energía. Cómelos aproximadamente una vez al día si lo deseas, pero evítalos (incluidas las harinas a base de nueces y las mantequillas de nueces) con cada comida.

¿Cómo vamos hasta ahora?

En el próximo blog hablaremos de los otros 10 consejos, incluyendo cuánta agua realmente necesita tu cuerpo y qué tan buenos o malos en verdad son los lácteos y el yogurt griego.

Asegúrate de anotarte en mi Lista VIP para recibir una notificación por correo electrónico cuando salga la siguiente parte y que no te la pierdas. Da click aquí para anotarte.

Comparte este blog con todos tus amigos, socios y personas favoritas que también les gusta cuidarse!

Con cariño,

Sobre el autor

Tato Díaz es Lic. en Relaciones Internacionales con un Máster en Negocios online y Marketing de redes por la B-School de Nueva York.
Es fundador de Unit International, un grupo de emprendedores del bienestar. También es creador de los cursos “Redes Sociales para entrepreneurs” “Branding Masterclass” y “Redes Sociales que vendan”.
Le apasiona el yoga, la lectura y Harry Potter.

También te puede gustar:

3 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.