¡Hola de nuevo!

Gracias a todos por sus mensajes tan lindos sobre la primera parte de este blog, me siento muy feliz de leerlos siempre!

Antes de platicarte los últimos 10 consejos para comer más saludable sin hacer dieta quiero que te tomes un momento para hacer un escaneo corporal y detectes cómo te sientes ahora mismo. Si quieres puedes cerrar los ojos.

¿Qué sientes? ¿Cómo te sientes? ¿Qué necesita tu cuerpo en este momento?

Nuestro cuerpo siempre tiene una conversación sutil con nosotros, y es necesario callar nuestra mente por un momento para escuchar esa voz que nos dice cuál es el siguiente paso que debemos dar hacia una mejor salud.

¿Acaso es hora de comer? ¿De tomar un vaso de agua? ¿De levantarte y estirarte? Lo que sea que necesites hazlo AHORA.

¿Listo? Continuemos entonces.

20 maneras de comer más sano sin hacer dieta

11. BRÍNCATE EL ADEREZO DE ENSALADA QUE COMPRASTE EN EL SÚPER

El aderezo para ensaladas comprado en la tienda no solo está cargado de conservadores para evitar que se eche a perder, sino que también está sobrecargado de azúcar para que se te antoje. Además, es muy caro para lo que obtienes y no sabe tan bien como el aderezo casero. Qué escándala. Hacer aderezos para ensaladas en casa es SUPER fácil y probablemente ya tienes los ingredientes en tu despensa y refrigerador (o los puedes conseguir y te duran casi para siempre).

12. COME SALMÓN UNA VEZ POR SEMANA

El salmón está repleto de ácidos grasos omega-3, proteínas y minerales. En su libro, “The Perricone Promise”, el Dr. Perricone hizo un experimento en el que las mujeres comían salmón además de llevar un estilo de vida más saludable (es decir, hidratarse, consumir frutas y verduras, reducir la inflamación). Los resultados en sus rostros fueron notables: muchas parecían haber recibido algún tipo de tratamiento cosmético, pero era el resultado del estilo de vida antiinflamatorio. El salmón semanal también está en el menú del Instituto Médico Sanoviv, ubicado en El Rosarito, BC, considerado unos de los mejores hospitales de medicina holística. Esta adición a tu plan de comidas semanal puede brindarte excelentes resultados. Nos gusta disfrutar de nuestro salmón con brócoli o espárragos y papas asadas o ensalada de quinoa.

13. TRANQUI CON LOS LÁCTEOS PARA COMER MÁS SALUDABLE

Si quieres comer más sano, no consumas lácteos, como leche, crema y quesos, especialmente si tienes brotes de acné. Los lácteos son dañinos para el sistema digestivo y son más densos en energía que la mayoría de los alimentos, lo que significa que requieren mucho procesamiento. No tienes que renunciar a ellos por completo, pero encuentra comidas naturalmente libres de lácteos que te encanten. Cosas como el sushi (¡me encanta un poke bowl!), La mayoría de la comida tailandesa y japonesa, las sopas veganas, las ensaladas de quinoa y el salmón que mencioné anteriormente son naturalmente libres de lácteos.

14. ELIGE YOGURTS DE ESTILO GRIEGO O ISLANDÉS EN VEZ DE YOGURTS CON SABOR

Si eliges comer lácteos, elige bien. Cuando escoges productos lácteos, escoge productos lácteos fermentados, como yogurt o kéfir, cuando puedas. La mayoría de los yogurts aromatizados tienen más azúcar que una barra Snickers. Opta por las versiones sin azúcar de yogurts ricos en proteínas como el yogurt griego o el yogurt islandés (Skyr) y agrega una cucharadita de miel o fruta entera para obtener dulzura y semillas de chía o linaza para una mayor nutrición.

15. COME TU PROTEÍNA PRIMERO

Utiliza este pequeño ajuste a la hora de las comidas para comer más saludable: come primero tu proteína. Por ejemplo, si tienes una hamburguesa y papas fritas, come la mayor parte de tu hamburguesa antes de las papas fritas. La proteína te llena más rápidamente y evitará que te excedas con los carbohidratos con almidón. Si tienes comida italiana, come la picatta de pollo antes que la pasta. Con comida mexicana, coma los frijoles o la carne antes del arroz. ¿Comiendo pizza? Primero coma una ensalada verde grande con algunas nueces (las verduras son sorprendentemente ricas en proteínas por peso). Este consejo se puede aplicar a cualquier tipo de comida, ya sea que estés comiendo una ensalada, en un buffet o fuera de casa. Inténtalo.

16. COME SUFICIENTE A LAS HORAS DE LAS COMIDAS

Además de comerte las proteínas primero, simplemente comer lo suficiente a la hora de las comidas puede cambiar tu salud.

Si te encuentras comiendo bocadillos sin parar, no estás comiendo suficientes proteínas a la hora de las comidas y, en general, no estás comiendo lo suficiente durante las comidas. Especialmente si te encuentras absolutamente hambriento a la hora de la cena. Eso significa que no comiste lo suficiente para el desayuno y el almuerzo. ¿Necesitas beber medio litro de helado o un bowl de palomitas de maíz antes de acostarte todas las noches? No estás comiendo lo suficiente para cenar. Come lo suficiente a la hora de las comidas para saciarte hasta la próxima comida. Tu cuerpo y la digestión necesitan descansos entre las comidas para estabilizar el azúcar en sangre. Comer bocadillos todo el día frustra eso.

17. BEBE MAYORMENTE AGUA

Cambia los refrescos por sparkling water, kombucha o agua de coco. Beber refrescos es lo más rápido que puedes hacer para llenarte de calorías vacías y aumentar tu nivel de azúcar en la sangre. Simplemente te deja más hambriento que antes. Y no creas que el refresco de dieta es mejor. Tiene el mismo efecto sobre el azúcar en sangre.

18. LLENATE DE FIBRA LO MÁS POSIBLE

Junto con la pregunta, «¿comí algo de agua hoy?» pregúntate, «¿comí fibra hoy?» Mientras que el agua te mantiene hidratado, la fibra te llena. La fibra también mantiene tu sistema digestivo en buena forma. La mayoría de los mexicanos ingieren menos de 10 gramos de fibra al día. Trata de consumir un mínimo de 25 gramos de fibra por día y observa cómo mejora tu salud. Los alimentos ricos en fibra incluyen frutas enteras, verduras, verduras de hoja verde, frijoles, lentejas y cereales integrales como las hojuelas de avena integrales.

Fibergy Plus es un suplemento de fibra de cáscara de psyllium e inulina de agave que puedes agregar a los batidos para aumentar aún más tu consumo de fibra. Recomiendo 1 cucharada sopera de Fibergy Plus agregada a un batido 3-4 días a la semana cuando sea posible.

19. AUMENTAR LOS SUPER FOODS

Una manera fácil de comer más saludablemente sin renunciar a los alimentos que te gustan es simplemente agregar potenciadores de superalimentos a lo que ya comes. Una cucharada de superalimentos es un shot lleno de nutrientes. Las semillas de chía y de hemp son excelentes ejemplos de potenciadores de superalimentos. Agrega una cucharadita de uno a tu próximo batido, ensalada o una taza de yogurt.

20. EN LUGAR DE CAMBIAR LO QUE COMES, CAMBIA CUÁNDO COMER

Incluso si no deseas cambiar lo que comes, puedes cambiar cuándo comer para alimentarte más saludable.

La alimentación con restricción de tiempo es una forma de ayuno intermitente en la que las comidas se consumen en un período de tiempo específico. Una forma popular y extremadamente efectiva de esta forma de comer es una ventana de alimentación de 8 horas, luego ayunar durante las 16 horas restantes del día, llamadas 16: 8. Generalmente, esto se hace todos los días o casi todos los días.

Lo más importante de utilizar la alimentación con restricción de tiempo es descansar la digestión y los niveles de insulina entre la cena y el desayuno del día siguiente. Un goteo lento de alimentos o bebidas (excepto agua) hasta que te vayas a la cama mantendrá altos tus niveles de insulina, lo que puede agotar tu energía, afectar tu sueño, aumentar la inflamación en el cuerpo y dificultar la pérdida o el mantenimiento de peso. Encuentro que a la mayoría de las mujeres les va bien con una ventana de alimentación de 9 o incluso 10 horas para una salud óptima. Por lo menos, crea una ventana para comer de 12 horas. Por ejemplo, si desayunas a las 8 am., termina la cena a las 8 pm. Y ayuna entre las 8 pm hasta las 8 am.

Puedes encontrar más formas de vivir bien y comer más saludable en mi blog (¡y descargando mi libro electrónico gratuito debajo de esta publicación!), y si estás listo para un plan más detallado, aplica para una asesoría personalizada conmigo.

¿QUÉ PIENSAS?

Deja un comentario aquí abajo para ayudar a otros lectores de nuestra comunidad:

¿Con cuál de estos empezarás primero?
¿Alguno de estos consejos ya te ha ayudado?
¿Qué es lo mejor que has hecho para comer más sano?

¡Nos vemos en los comentarios!

Sobre el autor

Tato Díaz es Lic. en Relaciones Internacionales con un Máster en Negocios online y Marketing de redes por la B-School de Nueva York.
Es fundador de Unit International, un grupo de emprendedores del bienestar. También es creador de los cursos “Redes Sociales para entrepreneurs” “Branding Masterclass” y “Redes Sociales que vendan”.
Le apasiona el yoga, la lectura y Harry Potter.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.