Ten cuidado a quién sigues: 5 razones para dar unfollow o unsuscribe

Hace unos meses mientras esperaba en un Starbucks a que llegara un muy buen amigo mío decidí sacar mi celular y abrir Instagram. Luego de checar las notificaciones que tenía comencé el típico scrolling viendo todo y nada al mismo tiempo.

Un corazón por aquí, un corazón por allá.

Llevaba un par de minutos así hasta que me di cuenta de que gran parte de las fotos y los videos que me aparecían se me hacían aburridos o irrelevantes. ¿Dónde estaban todas esas publicaciones súper interesantes que veía hace unos años? ¿Habían dejado de existir esas cuentas o simplemente ya no compartían cosas padres?

Fue ahí cuando me di cuenta.

Esas cuentas seguían ahí, sólo que no me aparecían más. ¿Por qué? Porque seguía a más de 1000 personas en Instagram.

No hay que ser un genio para imaginarse que nadie puede ver toooodo lo que publican mil o dos mil personas, por más que estés todo el día pegado al celular (que esperaría que no).

Así como deberíamos ser muy cuidados con el tiempo que le dedicamos a las redes sociales, también es muy importantes que elijas bien a quien sigues. Para mí, existen algunas reglas que las cuentas que sigo deben cumplir y que si no las cumplen es un unfollow de inmediato.

Estas son las reglas que yo utilizo, te las comparto aquí por si te son útiles también:

1. ¿ESTÁ TRABAJANDO EN SÍ MISMO, CUESTIONÁNDOSE SUS PROBLEMAS Y ABIERTO A EQUIVOCARSE?

Nadie es perfecto, cada uno de nosotros está en un camino personal de aprendizaje y mejora continua. Las personas que sólo muestran una cara de la moneda en las redes sociales no son el tipo de persona que suelo seguir. ¿La razón? Simple. La vulnerabilidad, el ser honestos y transparentes es lo que da valor a una cuenta en un mundo virtual lleno de “vidas perfectas”. Las personas que se abren y comparten su lado más humano y real mientras avanzan en su propio camino son para mi los verdaderos mentores en las redes sociales.

2. ¿SON SUS PALABRAS, IMÁGENES Y CONTENIDOS INCLUSIVOS?

Como parte de la comunidad LGBT+ busco que las personas que me tope al abrir mi Instagram procuren promover la inclusión e igualdad en su contenido. Gente que publica cosas misóginas, machistas, homófobas o cualquier clase de discriminación hacia un grupo o sector no vale la pena seguir para mí.

3. ¿TIENE UNA VIDA COMO LA QUE TU QUIERES?

Recuerda: atraerás a tu vida eso que observas con frecuencia. Si estás buscando tener una vida más deportista y saludable pero sigues únicamente a personas que se la viven en la fiesta, qué crees que te darán más ganas de hacer el fin de semana? Haz que tus redes sociales te sirvan para inspirarte a alcanzar tus metas, no para desenfocarte.

4. ¿SE ALINEAN SUS VALORES?

Si sigues a alguien porque todos tus amigos te dijeron que lo siguieras porque lo que publica es buenísimo pero tú nada más no haces click con esa cuenta, dale unfollow. Yo te apoyo. Probablemente la razón sea que tus valores y los de esa persona sean diferentes, y eso no tiene nada de malo. Todos nosotros nos movemos a través de nuestros valores fundamentales y evidentemente cada uno de nosotros tiene una combinación distinta de ellos. Busca a tu tribu y comienza a seguirla en tus redes sociales.

5. POR ÚLTIMO, CONFÍA IMPLÍCITAMENTE EN TI MISMO.

Todos tenemos ese sexto sentido que nos dice cuando alguien es sincero o está mintiendo. Hazle caso a tu intuición. Si tu corazón dice que no, es un no. A veces no necesitas ninguna otra razón más que esa. Tu intuición es tu conexión sagrada con el universo, así que si te está diciendo algo no lo ignores —ni en las redes sociales ni en ninguna otra cosa.

Sigue estas reglas y verás que el número de personas a las que sigues bajará enormemente, y así sólo tendrás las que realmente le hablen a tu corazón. 

AHORA TE TOCA A TI:

¿Cuál de estas razones resonó más dentro de ti y por qué? ¿Qué otras reglas tienes para decidir cuándo dejar de seguir a alguien en las redes sociales? ¡Déjame tu comentario aquí abajo! Recuerda que yo contesto personalmente todos y cada uno de ellos 🙂

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Entonces te recomiendo que te suscribas a mi Lista VIP! Recibirás antes que nadie mi blog semanal directo a tu correo junto con algunas sorpresas, giveaways y promociones ocasionales 😉 Suscríbete aquí:

Por esas personas que nos inspiran,

PD. Si mi contenido te es de valor aquí está mi instagram, mi twitter y mi facebook. ¡Me dará mucho gusto conectar contigo también por allá!

PD2. ¿Crees que esto le pueda servir a algún amigo? No dudes en compartírselo ¡te lo agradecerá muchísimo!

Comentarios

  1. Lu

    En los últimos años las personas que más me incomodan en redes son las que se la pasan publicando cosas de política y que comúnmente son quejas y más quejas… Porque de ahí pasan a publicaciones que ya no solo se quejan de eso, si no también de cualquier hecho del día, tipo de personas, comida etc… Me generan alergia! Así que ADIOS!

    Me sucede que con personas que admiro (por su trabajo, su casa , sus viajes, su estilo) comienzo así, admirando! Pero en algunos momentos de vida (depresivos) me causan envidia y empiezo en una bolita de nieve a pensar negativo. Me cuesta mucho trabajo verlo como inspiración y no como algo lejano! A pesar de eso las mantengo en mis redes porque sé que la que está mal soy yo. ¿Qué consejo me das?

    1. Autor de la
      Entrada
      Tato Diaz

      Mi querida Lu,
      ¡Gracias por abrirte y expresar realmente lo que sientes!
      Es normal. Créeme. Le pasa a más de los que crees.
      Creo que tengo algunos consejos que puedan servirte ¿te gustaría que hiciera un blog entero dedicado a ese tema? 🙂

  2. Andrea Escobar

    Hace unos meses que depure mi FB porque me di cuenta que en mis recuerdos, todos los días me salian cosas de páginas amarillistas, claro que en ese momento era eso con lo que resonaba, pero gracias que ya no las encuentro aceptables ni con causa. Gracias por compartir, ahora me tocará a mí Instagram 😀

    1. Autor de la
      Entrada
      Tato Diaz

      Yaya,
      Si! Los recuerdos de facebook suelen ser un termómetro de quiénes éramos antes y de quiénes somos ahora ¡benditos años! ¡bendito cambio!
      Me cuentas cómo te va con Instagram.
      ¡Suerte! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.