Las 2 grandes fuerzas que rigen tu vida (que pueden boicotear tus propósitos de año nuevo!)

Ayer estaba en el recalentado en casa de mi tío Amando y mientras nos tomábamos una deliciosa copa de vino tinto una amiga de mi tío dijo:

-Este año mi propósito es regresar al gimnasio. Ahora sí lo voy a hacer. Lo único que me preocupa es que amo la garnacha. Me encantan los sopes, las gorditas y los tacos de canasta. Y sé que si quiero volver a hacer ejercicio debo comer mejor. Espero lograrlo.

Mientras nos platicaba esto su cara tenía esa expresión de sentimientos encontrados: una combinación entre esperanza y preocupación.

Después de que todos le diéramos ánimos y decirle que si podía lograrlo, yo le platiqué algo que aprendí hace algunos años y que es la razón #1 de por qué la gente no suele cambiar sus hábitos ni cumplir sus propósitos de año nuevo.

En el mundo existen dos grandes fuerzas que rigen la vida de todos y cada uno de nosotros. Y son la razón de por qué haces lo que haces, actúas como actúas y reaccionas como reaccionas.

Estas dos poderosas fuerzas son el placer y el dolor.

Todo lo que haces en esta vida es por una de de éstas dos razones: para sentir placer o para evitar dolor.

Cuando decides ir al gimnasio es porque 1) Te causa placer el verte al espejo y que tu novio te diga lo hermosa que te ves o 2) porque ya no quieres sentir el dolor que te provoca que no te quede tu ropa y que la gente te diga: ¿qué te pasó?

La comida, como en el caso de la amiga de mi tío y de muchas otras personas, es una fuente tan profunda de placer que es prácticamente inevitable no rendirse ante ella.

La única forma de comer saludable de manera constante en el tiempo es relacionando la comida chatarra con dolor y la comida sana con placer. Mientras no hagas esto seguirás sufriendo cada vez que intentes hacer una dieta o mejorar tus hábitos alimenticios.

En mi caso, por ejemplo, yo relaciono el chicharrón —en cualquiera de sus presentaciones— con dolor. Cuando yo era niño escuchaba todo el tiempo quejarse a mi mamá y a mi abuela de que no podían comer chicharrón porque “tenía mucha grasa”, “te sube el colesterol” y “es dificilísimo de digerir”: o sea, lo peor del mundo.

Por eso es rarísimo que me veas comiendo chicharrón (no importa lo bueno que pueda estar) porque en mi inconsciente el chicharrón causa dolor.

Y aunque está comprobado que muchas de tus neuro-asociaciones están grabadas en tu inconsciente desde pequeño y por ende están muy arraigadas, también está comprobado que puedes cambiar todas las neuro-asociaciones que tienes con prácticamente con cualquier cosa.

Entonces ¿cómo le haces para que puedas cambiar tu percepción de placer/dolor con aquello que te cuesta trabajo cambiar?

Simple. Sólo tienes que repetirle a tu cerebro el suficiente número de veces lo que quieres para que crea que es verdad.

Cuando decidí dejar de fumar (si quieres saber mi historia con el cigarro y cómo lo pude dejar dale click aquí) una de las cosas que comencé a hacer es que cada que veía a alguien fumar en la calle me decía a mi mismo:

Iugh. Huele horrible.
El cigarro hace daño.
Fumar lo puede matar, señor!

Y ha funcionado. Hoy ya no tengo que repetirlo cada que veo un cigarro encendido, pero tampoco se me antoja en lo más mínimo.

El placer y el dolor te influyen desde que despiertas hasta que te duermes. Estarán presentes toda tu vida y sólo tú puedes decidir qué áreas de tu vida dejas que controlen cada una de ellas.

Así que ya lo sabes, si quieres lograr tus propósitos de año nuevo tómate el tiempo de ver cómo puedas usar éstas 2 grandes fuerzas a tu favor y serás imparable. 

Créemelo.

TU TURNO

¿Cuál es el mayor aprendizaje que te dejó el saber esto? ¿De qué manera puedes aplicar esto en tu vida? ¡Cuéntame en los comentarios!

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Entonces te recomiendo que te suscribas a mi Lista VIP! Te enviaré por correo electrónico mi blog semanal para que lo leas antes que nadie y además tendrás acceso a ofertas especiales y otras sorpresas que no comparto en ningún otro lugar. ¿Lo mejor? Es 100% gratis. Suscríbete aquí:

Por un feliz 2019,

Branding Masterclass ¡próximamente en CDMX!

¿Estás listo para crear tu marca personal y sobresalir de la competencia? Entonces esto es para ti.

Con el Branding Masterclass desarrollarás una marca magnética para tener clientes enamorados - y súper fieles.

Acompáñame a este súper evento el 26 de enero en la CDMX.

3 tips infalibles para cumplir tus propósitos de año nuevo

¡Hola, hola! ¿Cómo estás?  

Espero hayas tenido una Navidad increíble y que el buen Santa te haya traído esos zapatos que tanto habías querido. Ahora lo que sigue es Año Nuevo ¿estás emocionado? 

Tal vez esto te suene familiar. Es la noche del 31 de diciembre, la estás pasando increíble con tu familia y entre risas, gritos y murmullos escuchas que tu mamá dice: 

¡Ya falta 1 minuto para las campanadas! ¡Vengan todos a tomar sus uvas! 

Dammit. ¡Los propósitos de año nuevo! Se te habían olvidado por completo. 

No tienes ni idea de qué quieres este nuevo año. Entonces empiezas a hacer una lista mental con las cosas que definitivamente deseas: 

-Viajar.  

-Bajar de peso.  

-Dejar el cigarro de una vez por todas. 

“¿Qué más… qué más?” Empieza la cuenta regresiva y tú sigues sin tener idea. 

-Encontrar al amor verdadero. 

-Mudarme. Definitivamente quiero mudarme este año. 

Treeeeesdoooooooosunoooooo…. ¡Feliz año nuevo!” 

OMG. Ya todos acabaron menos tú. Y terminas pidiendo lo que se te ocurra: 

-Un coche nuevo. 

-Empezar a meditar. 

-Comer más sano. 

-Volver a viajar. 

Listo. Lo lograste. Fiu.  

¡Ahora si 2018, agárrate que ahí te voy! 

¿Qué sucede después? Al día siguiente ya no te acuerdas ni siquiera de cuáles eran tus doce propósitos. 

Si esto te ha sucedido alguna vez déjame decirte algo: A todos nos ha pasado. Todos hemos tenido una hermosa lista de propósitos de Año Nuevo que para marzo quedó ya en el olvido. 

Sin embargo esto no tiene que ser así. Sí puedes cumplir tus propósitos navideños. Y es más sencillo de lo que piensas. Créeme. 

Fue gracias a una amiga muy cercana que yo aprendí a hacer que mis 12 deseos realmente se hicieran realidad. Y hoy tú también sabrás como lograrlo. 

Tip #1: Ten una cita contigo mismo. 

Lo primero que te recomiendo es que antes de Año Nuevo escojas un día en el que puedas pasar un par de horas a solas. Puede ser en tu casa, en una cafetería, o en tu restaurante favorito. Tú decide. Vístete como si fueras a tener una cita con el amor de tu vida (que así será, de hecho.) y lleva un cuaderno y una pluma contigo. 

Siéntate y responde estas preguntas: 

¿Cuáles fueron las tres lecciones más grandes que aprendí este año? 

¿Por qué o por quién estoy profundamente agradecido en este año? 

¿Qué quiero lograr, alcanzar o conseguir este nuevo año? ¿Qué me pide mi corazón realmente? 

Una vez que hayas contestado a estas preguntas en tu cuaderno, piensa y escribe cuáles serán tus 4 propósitos de año nuevo. 

Sí. Leíste bien. Cuatro. Este año no tendrás doce interminables deseos que realmente no quieres. Sólo serán esos cuatro que verdaderamente quieres y deseas. Un alivio ¿verdad? 

La razón de por qué este año yo sólo tendré 4 metas es muy sencilla: No quiero sobresaturarme. Quiero enfocarme a que sólo lo que verdaderamente me importa esté en mi mente y en mi lista de prioridades. 

Si quieres que esto funcione para ti debes seguir sólo una regla: No puedes agregar un nuevo propósito hasta que no hayas alcanzado o logrado uno de los existentes. 

Tip #2: Crea tu sueñógrafo. 

Una vez que ya tengas claro qué es lo que quieres alcanzar este año tienes que crear un recordatorio visual. Algo que te lleve constantemente a tus sueños y deseos. 

Yo te recomiendo que hagas un collage de imágenes que tengan que ver con tus 4 propósitos del año (mientras más específicas y claras las fotos, mejor). Por ejemplo, si tu meta este año es bajar de peso escoge fotografías del gimnasio al que irás, de la comida que comerás y de los suplementos que tomarás. (Bonus points: encuentra una foto de tu cuerpo ideal y también agrégala.) 

Una vez que ya lo tengas terminado colócalo como tu fondo de pantalla en tu celular, tablet y computadora. También puedes imprimirla y pegarla en tu cuarto o en tu oficina. La idea es tener siempre presente nuestro “punto de llegada” cuando con el paso de los meses la emoción de inicio de año haya desaparecido –casi- por completo. 

Tip #3: Apóyate en estas herramientas. 

Si eres cómo yo (desorganizado, poco constante y con un talento único para la indisciplina) necesitas ayuda extra para lograr tus propósitos. No te preocupes, no me refiero a contratar instructores ni coaches, lo único que necesitas es conseguir dos cosas: 

-Una agenda 

En mi caso, yo amo un planeador que se llama Passion Planner. Me encanta porque es una combinación de agenda + organizador + coach de vida + cuaderno de notas. Hay diferentes versiones: big-size o de bolsillo, con fechas o sin fechas, ecológicas o no tanto. Si quieres ver cuál es la que yo me compré este año ve el facebook live del unboxing de mi Passion Planner 2018. 

 -Un sistema de medición específico de metas 

Aunque mi Passion Planner tiene una especie de seguimiento de metas semanales, mensuales y semestrales, a mí me gusta complementarlo con un sistema específico de metas. Este sistema se llama Living Your Best Year Ever de Darren Hardy, y es una verdadera joya. 

Este es el tercer año consecutivo que utilizo este sistema y en verdad cada año ha sido mejor que el anterior.  

Living Your Best Year Ever te lleva de la mano desde cómo crear una vida balanceada, cómo establecer metas que sí puedas alcanzar y un sistema de administración de triunfos semanales, mensuales y trimestrales. Lo puedes encontrar en Amazon y en DarrenHardy.com 

¡VOILA! ¡Ya los tienes! Tres tips infalibles para cumplir tus propósitos de año nuevo. Aplícalos y verás que muy pronto tendrás frente a ti a ese nuevo tú más feliz, exitoso y radiante que siempre has querido ver. 

SÓLO PARA TI:

¿Tienes otros tips que me puedan ayudar a mí y a los demás a alcanzar nuestros propósitos de este año? ¡Compártelos en los comentarios!  

¿No te quieres perder ni un solo blog? Suscríbete a mi Lista VIP y recibe cada miércoles el más reciente directo a tu correo electrónico además de ofertas especiales y algunas otras cosillas 🙂