¿No quieres hacer yoga sola? Haz esto para que alguien te acompañe.

¡Hola amigos! ¿Cómo están?

Yo hoy desperté muy feliz. En paz creo que describiría mejor ese sentimiento que tuve al saltar de mi cama por la mañana. Y estoy seguro que no es por mi, sino por la clase de yoga tan maravillosa que tuve ayer con mi maestra yogui Elvia.

Desde que llegamos a nuestro nuevo hogar, Hugo y yo estuvimos buscando donde podíamos retomar nuestra práctica de yoga que habíamos dejado tan olvidada en los últimos meses. 

Y ahí va lo chistoso de la historia de cómo encontré a nuestra maestra yogui Elvia: estaba un día afuera de la verdulería esperando a que Hugo comprara las frutas que usamos para nuestros jugos verdes, cuando de repente veo una cartulina rosa fosforescente que decía:

Clases de yoga, zumba y pilates. ¡Actívate ya!

OMG. ¡Justo lo que queríamos! Decidimos marcar al número que venía en ese letrero y una semana después ya estábamos en nuestro mat de yoga tomando la clase. ¿Lo mejor? Que literamente está a dos cuadras de nuestra casa.

Pero esto no siempre fue así de fácil.

Hubo un tiempo en que a Hugo para nada le emocionaba la idea de hacer yoga. Al principio iba yo solo a tomar clases de yoga al Centro Budista de la Ciudad de México, y aunque haces buenos amigos ahí, siempre tienes la ilusión de que alguien de tu circulo cercano (pareja, familia, amigos) te acompañe.

Por eso hoy te voy a compartir algunos consejos sobre cómo hacer que una persona que quieres haga yoga contigo. ¿Estás lista?

Consejo #1: No lo obligues a hacer yoga.

¿QUÉ? No tiene sentido lo que estás diciendo Tato.

Ya sé, ya sé. Esto puede sonar un poco contradictorio, pero déjame explicarte. Aunque muchas de las cosas que hacemos hoy en día las hacemos gracias a que alguien más nos introdujo a esa actividad (ir al gimnasio, correr, hasta irte de fiesta!) la realidad es que a nadie nos gusta sentirnos obligados a hacer algo que no queremos.

Como dice Odín Dupeyron: “Nadie tiene qué — nada. Todos optamos por hacer algo.”

La mejor forma de lograr que alguien le interese lo que estás haciendo es que vean que lo haces por ti, y por nadie más. Cuando esa persona vea que lo que haces te ayuda, te sientes mejor y hasta tu semblante cambia, créeme. Les va a interesar.

Consejo #2: Dile que te acompañe a una clase de prueba.

Muchos de los lugares donde imparten yoga tienen la opción de dar clases muestra a personas que les da curiosidad saber si el yoga podría ser para ellos. Si donde tu tomas yoga no dice abiertamente que existe esta opción te recomiendo que te acerques y le preguntes a tu maestra/maestro si la siguiente clase puedes llevar a alguien, estoy seguro que te dirá que sí.

Es súper común que la gente no quiera tomar yoga por la percepción que tienen sobre el yoga, no por el yoga en sí. Y es que todo lo que vemos en las redes sociales relacionado con el yoga son mujeres súuuuuper Fit, con ropa súuuuuper cara, en lugares súuuuuper fancys.

Algunos otros tienen la creencia de que necesitan estar flacos, ser ultra flexibles o ser budistas o hinduistas. Pero eso no es yoga. Yoga simplemente es la práctica donde ejercitas cuerpo, espíritu y mente al mismo tiempo, a través de unir tu respiración con el movimiento de tu cuerpo.

Además puedes decirle que si ya hace algún otro deporte o va al gimansio, el yoga es un excelente complemento para él o ella. Solo es cosa de que tome una clase contigo y lo vea por sí mismo.

Consejo #3: Vayan juntos al Wanderlust 108.

No hay mejor forma de enseñarle a alguien que es verdaderamente el yoga que llevarlo al Wanderlust 108. ¿Qué es eso? Es el primer triatlón consciente en el mundo, que consta de correr/caminar 5 km, una clase de yoga con DJ en vivo, y una meditación guiada para terminar. ¿Apoco no es lo más cool del mundo?

Este evento se hace en más de 20 países ¿y que crees? ¡ahora mismo está aquí en México! El 20 de octubre se hará en la Ciudad de México y podrás enseñarle en vivo y a todo color lo que es el yoga junto a muchas, muchas otras personas haciendo lo mismo que ustedes. Además si le gustan las carreras y a ti no tanto, puede ser un excelente momento para que ambos prueben lo que le gusta al otro.

Si esto suena a algo que realmente quieres hacer te recomiendo que compres tus boletos ahora mismo, porque créeme, se van a acabar más rápido de lo que crees.

Compra tus boletos aquí.

(Top Secret: Si quieres tener un 15% de descuento puedes utilizar mi código de promoción TATODIAZAG al momento de comprar tus boletos —¡de nada!)

Obviamente Hugo y yo vamos a estar ahí, así que si vas ¡avísame! Me encantaría que nos echemos porras juntos durante los 5k, que pongamos nuestros tapetes de yoga juntos y al final nos vayamos a la zona de comida a platicar de la increíble experiencia que vivimos.

Aiñññ ya me emocioné de sólo imaginarlo!

SÓLO PARA TI

¿Cuál de estos consejos puedes aplicar ahora mismo? ¿Tienes algún otro consejo que te haya servido para motivar a alguien más a hacer yoga contigo? ¡Cuéntame en los comentarios! Yo personalmente respondo cada uno de ellos 😉

¿Te gustó lo que acabas de leer? Suscríbete a mi Lista VIP para que no te pierdas ninguno de mis próximos blogs. Te los enviaré directo a tu correo electrónico y además recibirás cosas que no comparto con nadie más —Suscríbete ahora!

Por una vida llena de experiencias maravillosas,

 

 

 


Wanderlust 108 es un día de campo para tu mente, cuerpo y alma. Con una carrera de 5 km, yoga y meditación, nuestro enfoque está en la comunidad, no en la competencia. No se puede superar eso. Usa el código TATODIAZAG para tener 15% de descuento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.