Las 2 grandes fuerzas que rigen tu vida (que pueden boicotear tus propósitos de año nuevo!)

Ayer estaba en el recalentado en casa de mi tío Amando y mientras nos tomábamos una deliciosa copa de vino tinto una amiga de mi tío dijo:

-Este año mi propósito es regresar al gimnasio. Ahora sí lo voy a hacer. Lo único que me preocupa es que amo la garnacha. Me encantan los sopes, las gorditas y los tacos de canasta. Y sé que si quiero volver a hacer ejercicio debo comer mejor. Espero lograrlo.

Mientras nos platicaba esto su cara tenía esa expresión de sentimientos encontrados: una combinación entre esperanza y preocupación.

Después de que todos le diéramos ánimos y decirle que si podía lograrlo, yo le platiqué algo que aprendí hace algunos años y que es la razón #1 de por qué la gente no suele cambiar sus hábitos ni cumplir sus propósitos de año nuevo.

En el mundo existen dos grandes fuerzas que rigen la vida de todos y cada uno de nosotros. Y son la razón de por qué haces lo que haces, actúas como actúas y reaccionas como reaccionas.

Estas dos poderosas fuerzas son el placer y el dolor.

Todo lo que haces en esta vida es por una de de éstas dos razones: para sentir placer o para evitar dolor.

Cuando decides ir al gimnasio es porque 1) Te causa placer el verte al espejo y que tu novio te diga lo hermosa que te ves o 2) porque ya no quieres sentir el dolor que te provoca que no te quede tu ropa y que la gente te diga: ¿qué te pasó?

La comida, como en el caso de la amiga de mi tío y de muchas otras personas, es una fuente tan profunda de placer que es prácticamente inevitable no rendirse ante ella.

La única forma de comer saludable de manera constante en el tiempo es relacionando la comida chatarra con dolor y la comida sana con placer. Mientras no hagas esto seguirás sufriendo cada vez que intentes hacer una dieta o mejorar tus hábitos alimenticios.

En mi caso, por ejemplo, yo relaciono el chicharrón —en cualquiera de sus presentaciones— con dolor. Cuando yo era niño escuchaba todo el tiempo quejarse a mi mamá y a mi abuela de que no podían comer chicharrón porque “tenía mucha grasa”, “te sube el colesterol” y “es dificilísimo de digerir”: o sea, lo peor del mundo.

Por eso es rarísimo que me veas comiendo chicharrón (no importa lo bueno que pueda estar) porque en mi inconsciente el chicharrón causa dolor.

Y aunque está comprobado que muchas de tus neuro-asociaciones están grabadas en tu inconsciente desde pequeño y por ende están muy arraigadas, también está comprobado que puedes cambiar todas las neuro-asociaciones que tienes con prácticamente con cualquier cosa.

Entonces ¿cómo le haces para que puedas cambiar tu percepción de placer/dolor con aquello que te cuesta trabajo cambiar?

Simple. Sólo tienes que repetirle a tu cerebro el suficiente número de veces lo que quieres para que crea que es verdad.

Cuando decidí dejar de fumar (si quieres saber mi historia con el cigarro y cómo lo pude dejar dale click aquí) una de las cosas que comencé a hacer es que cada que veía a alguien fumar en la calle me decía a mi mismo:

Iugh. Huele horrible.
El cigarro hace daño.
Fumar lo puede matar, señor!

Y ha funcionado. Hoy ya no tengo que repetirlo cada que veo un cigarro encendido, pero tampoco se me antoja en lo más mínimo.

El placer y el dolor te influyen desde que despiertas hasta que te duermes. Estarán presentes toda tu vida y sólo tú puedes decidir qué áreas de tu vida dejas que controlen cada una de ellas.

Así que ya lo sabes, si quieres lograr tus propósitos de año nuevo tómate el tiempo de ver cómo puedas usar éstas 2 grandes fuerzas a tu favor y serás imparable. 

Créemelo.

TU TURNO

¿Cuál es el mayor aprendizaje que te dejó el saber esto? ¿De qué manera puedes aplicar esto en tu vida? ¡Cuéntame en los comentarios!

¿Te gustó lo que acabas de leer? ¡Entonces te recomiendo que te suscribas a mi Lista VIP! Te enviaré por correo electrónico mi blog semanal para que lo leas antes que nadie y además tendrás acceso a ofertas especiales y otras sorpresas que no comparto en ningún otro lugar. ¿Lo mejor? Es 100% gratis. Suscríbete aquí:

Por un feliz 2019,

Branding Masterclass ¡próximamente en CDMX!

¿Estás listo para crear tu marca personal y sobresalir de la competencia? Entonces esto es para ti.

Con el Branding Masterclass desarrollarás una marca magnética para tener clientes enamorados - y súper fieles.

Acompáñame a este súper evento el 26 de enero en la CDMX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.