¿Es seguro comer verduras frescas durante la cuarentena?

En mi casa sucedió lo impensable.

Cuando la señora que nos vende las frutas y verduras en el mercado local nos dijo hace unos meses que podría mandarnos nuestro pedido a domicilio mi cara fue de:

Pero la cara de Hugo fue de…

Para mi, todo siempre se resume a practicidad y eficiencia. Para Hugo al parecer no. El es de las personas que le gusta escribir una lista a mano, ir y escoger lo que se va a comer. O al menos eso es lo que hacía antes de que toda esta revolución del COVID-19 llegara. Ahora no le queda de otra más pedir la comida por teléfono. 

Pero ahora teníamos otro dilema. ¿Será seguro comer comida fresca estos días? ¿Qué tal si alguien que haya tocado esto presentaba síntomas? ¿Qué es recomendable comer y qué no?

Fue entonces que me dediqué a la tarea de leer e investigar un poco acerca de esto, y esto fue lo que encontré.

¿Necesitamos cambiar la forma en que manejamos los productos frescos durante el brote de COVID-19?

La especialista en nutrición Lizabeth Gold dice que en un momento como este, es normal que nos preocupemos por la higiene de los alimentos o preguntarse si es necesario utilizar medios más rigurosos para lavar la comida, como el uso de detergentes, jabones u otros productos químicos.

La respuesta simple es no.

Los expertos coinciden en que no necesitamos realizar cambios drásticos en la forma en que manejamos o preparamos nuestras frutas y verduras. La Dra. Jennifer McEntire, VP de Seguridad Alimentaria de la United Fresh Produce Association, emitió esta declaración:

“No hay evidencia de que el consumo de productos frescos (o cualquier otro alimento) pueda transmitir el coronavirus / COVID-19. A medida que los consumidores seleccionan sus productos, es fundamental cumplir con las pautas de seguridad alimentaria. Alentamos a los consumidores a lavarse las manos y lavar sus productos antes del consumo siguiendo las recomendaciones de la FDA.

Si bien no necesita manipular productos frescos de manera diferente en este momento, las pautas normales de seguridad alimentaria creadas por el USDA y la FDA siempre deben seguirse al seleccionar, preparar o consumir alimentos.”

¿Y cuáles son esas pautas, te preguntarás? No te preocupes, también te las conseguí:

Pautas para compras inteligentes

-Compra en supermercados que tengan precauciones COVID-19

Algunas cosas a tener en cuenta: ¿están limitando la cantidad de compradores en la tienda a la vez? ¿Están implementando medidas de distanciamiento social (para sus clientes y para proteger a sus empleados)? ¿Están desinfectando los carritos de compras? ¿Los empleados usan máscaras y guantes?

-Compra en pequeñas tiendas locales

Esto es un ganar-ganar. Los pequeños negocios locales tienden a tener menos tráfico de clientes y a menudo obtienen suministros localmente. Eso significa que menos personas entran en contacto con tus alimentos, lo que reduce su riesgo de exposición. Al comprar localmente, también puedes apoyar a una pequeña empresa (y a las granjas locales a las que compra) para asegurarte de que se mantengan fuertes, sirviendo a tu comunidad mucho después de que la pandemia disminuya.

-Compra durante los tiempos "muertos"

Ya sea que vayas muy temprano o muy tarde, puede minimizar la exposición al evitar los horarios pico de compras. Ten en cuenta que muchas tiendas están reservando horas de la mañana para los adultos mayores. Si se te hace difícil predecir los mejores momentos porque todos se quedan en casa, puedes llamar a la tienda y preguntar.

-Limita los viajes a la tienda

Esto te protege tanto a ti como a nuestros trabajadores esenciales. Planifica con anticipación para que puedas comprar sólo una vez por semana. Y si se te olvida comprar algo, recuerda que probablemente puedas sustituirlo por algo que tengas a la mano. Si tienes dudas, solo búscalo en Google.

-Lávate las manos antes de salir y lleva desinfectante de manos para usar periódicamente mientras compras

-Usa cubrebocas. Pero no dejes que esa máscara te dé una falsa sensación de confianza. Aún necesitas practicar el distanciamiento social y abstenerte de tocarte la cara.

-No manipules los productos varias veces al seleccionarlos en la tienda para evitar depositar o transferir un patógeno.

¡O puedes omitir todos esos consejos anteriores y simplemente comprar en línea! 

Los servicios de entrega de alimentos como Rappi, Amazon, Walmart o cualquier otra app de supermercado hacen que las compras sean fáciles y convenientes. La mayoría de los pedidos se pueden procesar y entregar a tu puerta dentro de dos horas y no se requiere contacto.

Consejos para preparar y almacenar productos frescos

-Limpia los envases de los productos

Cuando lleguen a casa desde la tienda, limpia rápidamente el exterior de cualquier contenedor de productos de plástico para desinfectarlos. (Consejo adicional: esto también se aplicaría fuera del producto. Puedes limpiar rápidamente el exterior de todas las latas y cajas de cartón o simplemente tirar las cajas que contienen artículos independientes como paquetes de avena o e cartón de huevos).

-Lávate las manos antes y después de manipular cualquier producto.

-Lava todas las superficies y utensilios como tablas de cortar, manteles, cuchillos, etc. antes y después de cortar o preparar productos.

-Siempre quita las hojas externas de la col y lechuga.

-Ten siempre una tabla de cortar especial que sólo se use para frutas y verduras y que nunca se use para productos animales.

-Lava o frota todos los productos frescos con agua corriente ANTES DE CORTAR. (Incluso si no estás consumiendo las pieles, pueden albergar gérmenes). Mientras el agua corre, frota el producto suavemente (para las frutas o verduras que se pueden manipular fácilmente) o frótalo con un cepillo de vegetales limpio (para verduras de raíz, melones o apio).

-Evita usar paños de cocina o paños para secar los productos. En su lugar, deja que se seque al aire o use una toalla de papel limpia. Para evitar hematomas excesivos, se puede usar una ruleta para secar completamente las hojas de lechugas más suaves.

-Siempre mantén las frutas y verduras completamente separadas de los productos de origen animal, como pescado, mariscos, carne o aves de corral al preparar o almacenar.

-Siempre prepara o almacena tus productos frescos dentro de las 2 primeras horas después de cortarlos y asegúrate de limpiar y desinfectar todos los contenedores y recipientes de almacenamiento de forma regular. También asegúrate de que la temperatura de almacenamiento sea inferior a 40 grados.

¿Debería desinfectar las frutas y verduras?

Aunque los expertos dicen que no es necesario, si deseas utilizar un lavado o rociado, busca algún producto desinfectante que sea seguros y natural.

¡O haz el tuyo! 

Mezcle 1 taza de vinagre con 3 tazas de agua en una botella de spray. Rocía sobre los productos frescos, déjalo reposar durante 5 minutos y luego enjuaga bien con agua corriente o frota con un cepillo desinfectado.

La conclusión es que es más importante que nunca comer una dieta saludable y natural para reforzar tu sistema inmune y tu salud en general. ¡Así que no tengas miedo de esas frutas y verduras!

Los productos frescos aún son seguros y estimulan el sistema inmunológico.

¿No es esta información una joya? Me encanta aprender de personas como Lizabeth Gold y la Dra. Jennifer McEntire y me encanta su pasión por ayudar a los demás a superar los desafíos que enfrentamos, incluso en estos tiempos de Coronavirus.

Espero que este blog te haya tranquilizado sobre el consumo de alimentos frescos. Si quieres saber cómo integrar más frutas y verduras a tu dieta ahora que ya sabes que no hay ningún riesgo y mejorar (o retomar!) tus hábitos saludables te recomiendo formar parte de mi Programa de 28 días llamado #EncierrateyTransformate — o la versión mini de 5 días.

La conclusión principal que espero que hayas aprendido hoy es que es seguro comer verde (y también rojo, naranja y morado). Por lo tanto, no evites esos los pasillos de frutas y verduras durante tu próxima salida al súper. De hecho, ve directamente hacia ellos.

Ahora más que nunca tu cuerpo necesita todos los alimentos que aumenten el sistema inmune y que reduzcan la inflamación. Así que toma esas deliciosas plantitas, solo asegúrate de lavarlas bien.

Tu turno: ¿Cuál es un ingrediente saludable que agregarás a tu carrito esta semana?

Abrazos y arúgulas,

PD. ¿Ya estás en mi súper Lista VIP? ¿Qué esperas? Recibirás antes que nadie el blog y el podcast de la semana directamente a tu correo — junto con una que otra sorpresita 🙂 Anótate en la Lista VIP aquí.

Comentarios

  1. Pingback: Negocios a prueba de crisis económicas con David Marroquín – Tato Diaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.