El lado negativo de alcanzar tus metas

¿Alguna vez te ha pasado que te esfuerzas mucho –muchísimo- por algo que realmente quieres, y finalmente logras obtenerlo? Estoy seguro que sí 🙂

Ahora, ¿alguna vez te ha pasado que después de lograrlo te duermes en tus laureles y pasa una eternidad antes de ponerte una nueva meta?

Aunque se nos ha inculcado desde chiquitos a ir tras nuestros sueños, nunca nadie nos dice lo peligroso que puede ser alcanzar nuestras más grandes metas. ¿Qué puede haber de peligroso en eso, te preguntarás? Como diría la famosa canción del grupo The Sacados: Más de lo que te imaginas.

Un amigo muy cercano estuvo durante algunos años persiguiendo una meta que él consideraba un hito realmente importante en su vida profesional. Soñaba noches enteras con eso, tenía en su fondo de pantalla del celular una foto que le recordaba su meta, y siempre platicaba con otras personas lo seguro que estaba de que algún día lo conseguiría.

Lo intentó una vez tras otra, y no lo conseguía. Fue hasta después de varios años de arduo trabajo que por fin, un día, lo logró.

Yo estaba súper feliz de ver a mi amigo realizado, feliz, pleno. Creo que no hay nada más hermoso que ver los sueños cumplidos de las personas que más amas en este mundo. Su cara irradiaba una emoción indescriptible.

Recuerdo haber festejado con él su gran logro, y cómo ambos sabíamos que tarde o temprano lo conseguiría

Pero el ensueño duro poco.

Tras haber conseguido aquello que más quería, las razones para que él siguiera trabajando habían desaparecido. Ya no le encontraba sentido a levantarse todos los días y hacer lo que debía hacer.

¿La razón? No encontró rápidamente otro sueño más grande del que agarrarse.

Nunca dejes que tus sueños sean más pequeños que tus capacidades. Aunque para él esa meta fue muy difícil de conseguir, estoy seguro que él es capaz de hacer cosas mucho más grandes. Pero lo importantes no es lo que nosotros creamos sobre las otras personas, sino qué es lo que nosotros creemos de nosotros mismos.

Y es que si no tienes algún sueño nuevo que perseguir, lo que construiste para alcanzar el que ya tienes en tus manos se habrá esfumado poco a poco. Por eso es de vital importancia que cuando logres una meta en tu vida la festejes, pero al día siguiente ya debes pensar cuál será tu siguiente objetivo.

Recuerda, todo lo que no se mueve, perece.

Muévete tan rápido como puedas de donde estás, porque siempre hay un nuevo lugar a dónde ir, un nuevo reto que alcanzar, un sueño nuevo que cumplir.

¿No tienes una razón “importante” para buscar una nueva meta? Déjame darte una idea: Tú.

Sí, tú. ¿Crees que no eres suficiente razón para darte una mejor vida? Yo creo que sí.

#TúEresSuficiente

Así que despierta de ese sueño profundo en el que estás, sacúdete la flojera y ve por ese sueño que tanto miedo tienes de salir a buscar.

Levántate. Sal. Búscalo. Búscalo a gritos. Corre si es necesario. Pero no te quedes sin un sueño, no te quedes sin una razón para ser mejor. No te quedes sin una razón para vivir. Deja eso para los que se rindieron antes de empezar, pero no tú, que ya vas a la mitad del camino.

Si no logras encontrar esa nueva meta personal todo lo que hayas hecho hasta ahora habrá sido tiempo perdido. ¿Realmente estás dispuesto a tirar a la basura todo ese esfuerzo, tiempo y dinero que le has invertido?

A veces no queremos soñar porque tenemos miedo de fracasar, pero no nos damos cuenta que si no soñamos ya habremos fracasado.

Sueña. Haz. Fracasa. Vuelve a hacer. Lógralo.

Repite esta fórmula las veces que sean necesarias y verás que pronto tendrás una vida que ni tú mismo te creerías capaz de vivir.

Haz de tu vida una historia digna de ser contada, escrita y vendida para hacerla película.

Tú eres suficiente, no lo olvides. Recuérdalo cada día de tu vida.

Con todo mi cariño,

 

 

 


SÓLO PARA TI:

¿Te ha sucedido una historia similar? ¿Cómo lograste salir adelante? ¡Cuéntanos en los comentarios! Cada semana vienen muchas personas a este lugar, y tu historia podría inspirar a que otros logren avanzar en su vida personal y profesional.

Por último, si no quieres perderte ninguno de mis blogs recuerda suscribirte a mi Lista VIP, a ellos son los primeros que les mando mi blog semanal junto con otros regalitos y promociones que no pongo en ningún otro lugar 🙂

P.D. Agrégame a Facebook, Instagram y Twitter ¡Ahí comparto otras cosas que también pueden ayudarte!

6 opiniones en “El lado negativo de alcanzar tus metas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.