Cómo salir de tu zona de confort (¡rápido!)

¡Hola!

Es casi medianoche y éste probablemente será el último blog que escriba en la casa en la que he vivido los últimos 19 años. Hugo y yo nos iremos a vivir juntos en un par de días, y estoy 50% emocionado y 50% muerto de miedo.

Nunca antes he vivido fuera de casa (a menos que los dos meses que viví en Bali cuenten) así que toda esta experiencia de ser 100% responsable de mi vida realmente me freakea un poco.

Y eso es justamente la razón por la que decidí hacerlo.

¿Recuerdas lo que platicábamos la semana pasada sobre sentirnos estancados en la vida? Justo así me sentía hace unos meses en mi vida personal y en mi negocio.

Desde hace algún tiempo mi negocio entro en una especie de recesión en la que por más que intentaba salir adelante había algo que me detenía.

Intentaba de todo. Afirmaciones. Libros. Nuevas estrategias. Todo.

Y nada realmente funcionaba.

Fue hasta hace poco que supe cuál era la razón.

Y esa razón es que no tenía una razón. Un motivo urgente para crecer mi negocio y ganar más dinero.

Vivir en casa de mi mamá toda mi vida me ha dado hasta ahora la comodidad y tranquilidad que necesito, y realmente sin poner esfuerzo grande alguno.

Si tú ya eres una persona económicamente activa y vives con tu familia sabes a lo que me refiero.

Comida gratis en el refrigerador.
Ropa limpia y doblada como por arte de magia.
Mimos y apapachos cuando te enfermas.
Y todo el dinero que ganas completiiiito para ti.

¿Qué más puedes pedir en la vida?

¡Mucho! ¡Créeme!

El vivir así  por un largo tiempo no te hace bien, y yo soy prueba viviente de eso. Me di cuenta que gracias a la enorme zona de confort que yo mismo había creado alrededor de mi familia no hacía realmente el esfuerzo de trabajar más, y por ende, de ganar más dinero.

Me cuesta aceptarlo, pero es verdad.

Si tú estás en una situación similar hazte la siguiente pregunta: ¿Quién o quiénes son en tu vida los guardianes de tu zona de comodidad?

Piénsalo, porque si aún no tienes la vida de tus sueños es que alguien te está dando lo mínimo suficiente para que no te muevas de donde estás.

¿Y qué tiene de malo tener ese “apoyo”, te preguntarás? Que nunca sabrás de qué eres capaz realmente si siempre vives a expensas de otros.

Mi consejo personal es que no esperes a que la vida te arrebate a esas personas y te obligue a salir a moverte, es mejor que tú mismo tomes la iniciativa y te vuelvas el dueño de tu vida de una vez por todas.

Si tienes miedo, hazlo con miedo.
Si no tienes idea de cómo hacerlo, da el primero paso y pide ayuda.
Si aún no tienes todo resuelto, resuélvelo en el trayecto.
Créeme, nunca estarás 100% listo para dar el primer paso.

¿Cuál es tu siguiente meta? ¿Una casa nueva? ¿Un ascenso? ¿Tu propio negocio? Ahora ya sabes cómo lograrla. Identifica qué o quién es el guardián de tu zona de confort, dile adiós, y ya que no tengas forma de echarte para atrás, ve tras tu meta.

Para mi tener un nuevo hogar, y todo lo que independizarse conlleva, definitivamente está haciendo que me mueva, y me mueva rápido.

Recuerda, todo lo que no se mueve, se muere.

Todavía no puedo creer que ese sueño que teníamos Hugo y yo desde hace algún tiempo de empezar una vida juntos por fin empiece a materializarse. En verdad me siento muy feliz, agradecido y bendecido. Y definitivamente no estaría pasando si ambos no hubiéramos decidido movernos y salir de nuestra zona cómoda.

Hoy deseo de corazón que en estos días encuentres el valor para cambiar tu vida de tal forma que logres eso que siempre has querido pero has tenido miedo de buscar.

Sueña bonito. Se cumple.

 

 

 


SOLO PARA TI:

¿Quién o quiénes son en tu vida los guardianes de tu zona de comodidad? ¿Cuál sería un buen primer paso para salir de ahí? ¡Cuéntame en los comentarios! Leo personalmente cada uno de ellos : ) me encanta saber de ti.


¿Te gustó este artículo? Suscríbete a mi Lista VIP! Es la mejor manera de estar en contacto, además de que serás de los primeros en leer mi blog semanal directo desde la comodidad de tu correo electrónico. Puedes unirte aquí:

2 opiniones en “Cómo salir de tu zona de confort (¡rápido!)”

  1. OIGA, pues como yo siempre digo, hice que USANA funcionara por que si no, no había para comer, así que, te entiendo perfecto. En mi caso a los 22 años deje mi casa y fue arrancar de cero, y a los 28 deje mabe y pues solo había una opción, HACER QUE FUNCIONARA. Estoy segura que les ira maravilloso, felicidades por este paso, un abrazo con cariño a ambos.

    1. Wow! A los 22? Ahora que lo veo en retrospectiva yo a esa edad no estaba ni cerca de querer o intentar salirme de casa (la zona de confort estaba re-buena). Muchas gracias por las buenas vibras! Abrazos también para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.