Cómo eliminar tu adicción a facebook 📱

Hoy quiero platicarte algo que me pasó la semana pasada.

Estaba echándole un vistazo rápido a mi Instagram (o sea, llevaba como 15 minutos pegado a mi teléfono) y me topé con una frase que decía:

“Querido Instagram y Facebook, nunca voy a activar las notificaciones. Gracias.”

Me llamo tanto la atención que leí el post completo, y créeme, mi cabeza explotó.

Por fin entendí por qué después de todos los intentos que hice por dejar de ver por horas las redes sociales nunca lo lograba. Y al igual que tú he intentado -casi- todo.

Borrar las redes que no uso tan seguido.
Bajar apps que bloqueaban mis redes a cierta hora.
Bajar otras que medían el tiempo que pasaba en cada app.
Hasta me prometí a mi mismo que sólo las revisaría una vez al día.

Nunca lo conseguí. De una u otra forma regresaba a mis viejos hábitos y pasaba horas pegado al celular.

“Es que de eso vivo.” “Las ocupó para mi negocio” “Sólo quiero distraerme un rato, ya trabajé mucho, me lo merezco” son algunas de las excusas que yo mismo me daba para ver mi celular cada que una notificación aparecía en la pantalla. Porque si algo me causaba mucho estrés era ver esos globitos rojos en la esquina de la app anunciando que tenía algo pendiente por revisar.Y si tú también tienes algo de obsesivo-compulsivo sabrás a lo que me refiero.

Pero seamos sinceros. La parte productiva de nuestro tiempo en las redes sociales es una mínima parte de todo el tiempo que les invertimos. Pasamos más tiempo en el scroll hole, ese hoyo negro interminable de estar deslizando el dedo hacia arriba viendo todo y nada a la vez, que en lo que realmente nos interesa o necesitamos.

Por eso decidí que era momento de parar.

Fue entonces que después de leer esa frase tomé la decisión. Me metí a la Configuración de mi iPhone, busqué la sección de Notificaciones y desactivé todas. Una por una.

Sonidos. Globos. Tiras. Previsualizaciones en la pantalla bloqueada. Todo.

¿Y sabes que es lo mejor? Que desde que desactivé las notificaciones el mundo no se ha puesto de cabeza. No ha pasado nada grave por no contestar ese comentario en facebook o revisar quién le ha dado like a mi foto en Instagram. Pero lo que sí ha sucedido es que me he sentido súper liberado, siento como que me quite un grillete que me ataba un no-sé-qué.

Las personas con un propósito de vida no tienen tiempo de darse un break. Tú y yo tenemos sueños que perseguir, metas que alcanzar, promesas que cumplir, vidas que vivir. No necesitamos un sonido o una vibración cada vez que una persona piense que merece nuestra atención.

Hoy más que nunca tenemos que decidir conscientemente a qué o a quién le regalamos nuestro tiempo.  Por eso en este momento quiero decirte GRACIAS por regalarme este momento a solas conmigo. Te prometo que cada vez que pasemos momentos juntos como este será siempre con el afán de ayudarte a ser una mejor versión de ti mismo.

SOLO PARA TI:

Esta última semana ha sido tan liberadora para mí que no puedo esperar a que me platiques cómo es tu vida cuando empieces a aplicar esto si también decides hacerlo. Escríbeme en los comentarios ¡YO ME UNO! si piensas decir #ByeByeNotificaciones !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.