¿Cómo crear tu propio espacio sagrado?

¡Hola amigos! ¿Cómo están?

Hoy es un día muy especial ¿sabes por qué? ¡Sí! Porque hoy es miércoles de Preguntas & Respuestas 🎉🎉

via GIPHY

La pregunta de hoy es de mi querida @dayis_chavez21 y dice así:

¿QUÉ ES UN ESPACIO SAGRADO?

Un espacio sagrado, altar o puja (como prefieras llamarle) es tu lugar espiritual. Es ese espacio en tu casa a donde te diriges cada que quieres conectar con el Universo, Dios, tu guía superior. En mi caso, es donde yo medito cada día por la mañana y en donde hago mi práctica de yoga cuando decido hacerla en casa—en otras palabras, cuando me quedo dormido y no alcancé a llegar a clase 😅. También es donde regularmente hago mis rituales de luna llena y nueva (Si! Me rijo por mis ciclos lunares! 🌕)

¿POR QUÉ TENER UNO?

Si has tenido en mente comenzar a meditar, reconectar con tu lado espiritual o conectar con él aún más, tener un lugar sagrado puede ayudarte a lograrlo. Así como tienes un lugar especifico para dormir (tu cama) o un lugar para comer (tu mesa) también es importante crear un lugar para esta nueva rutina en tu vida. No es lo mismo meditar en un lugar que está destinado para eso, que en un lugar aleatorio que va cambiando cada día: hoy en tu cama, mañana en la sala, pasado mañana quién sabe. Además te ayudará a recordar tu intención espiritual cada vez que pases por ahí.

Cuando Hugo y yo decidimos tener uno fue porque queríamos incorporar la meditación en nuestras vidas d-i-a-r-i-o, algo que no habíamos podido lograr antes. Hoy para mi meditar es parte de mi “rutina mañanera” y cuando no medito por X razón siento que mi día está incompleto — como cuando se te olvida lavarte los dientes 🥴

¿DÓNDE UBICARLO?

Mi recomendación personal es que lo ubiques justo en el centro de tu casa. Según el Feng Shui, nuestro hogar se divide en 9 espacios energéticos (imagínate que dibujas un # viendo tu casa desde arriba) y justo el cuadro central es la zona espiritual de tu casa. En nuestro caso ese lugar es la pared que divide la cocina y el comedor, así que ahí decidimos ponerlo.

FUN FACT: Cuando Hugo y yo decidimos irnos a vivir juntos estaba tan emocionado por que las cosas fluyeran bien en esa nueva etapa de nuestras vidas que decidí tomar un curso de Feng Shui online 😂 así que si quieres que haga un blog exclusivamente de las 9 zonas energéticas de tu casa según el Feng Shui escríbeme en los comentarios!

¿Qué pasa si vives en la casa de tu padres o el cuadro central de tu casa está ocupado por algo inamovible (un baño, por ejemplo)? No te preocupes. Ubícalo en donde tu corazón y tu intuición te diga que debe de ir. Si el único espacio que consideras tuyo es tu recámara, coloca una mesita o una repisa pequeña y crea ahí tu espacio sagrado.

¿POR DÓNDE EMPEZAR?

Una vez que ya sabes dónde irá tu espacio es momento de materializarlo. Piensa qué sentimientos o emociones aspiras alcanzar a través de tu práctica y busca objetos que representen eso PARA TI. Pueden ser representaciones de deidades, figuras de maestros espirituales, fotos de personas especiales para ti etc…

Si te es posible, incluye también algo que represente los 4 elementos de la naturaleza que representen tu deseo de conectar con todo lo que te rodea: para el fuego puede ser incienso o una vela, para la tierra algunas flores, piedras, cristales o cuarzos, para el agua te recomiendo un pequeño cuenco con agua o una fuente, y para el aire algunos aceites esenciales o una carta con algún mensaje que sea especial para ti (las palabras son una excelente representación del aire que se ocupa para pronunciarlas!)

Si no tienes algo de lo que acabo de mencionar no te preocupes, empieza con lo que tienes. Lo más importante es la intención de trabajar en ti y eso ya lo tienes. Así como tú evolucionarás con el tiempo, también lo hará tu espacio sagrado. Mira como empezó el nuestro:

Y así se veía unos meses después:

Recuerda mi mantra — progreso, no perfección.

Amar mi espacio sagrado ha sido una de las cosas más gratificantes de mi vida, porque amarlo sólo significa amarme más a mi a través de él. Verlo evolucionar es verme evolucionar a través de él. 

Espero que este blog te haya ayudado. ¡Estoy emocionado de saber cómo quedará tu espacio sagrado! Y recuerda compartir este blog con otros de tu amigos que también sean #SpiritualJunkies

TU TURNO

¿Tienes un espacio sagrado? ¿Qué elementos incluiste en ellos? Si aún no lo tienes y decides hacerlo con los tips de este blog me encantará verlo! Sube una foto a tus redes sociales y etiquétame para que lo vea! (Estoy como @yosoytatodiaz en facebook, Instagram y twitter!)

¿Te gustó lo que acabas de leer? Suscríbete a mi Lista VIP y recibe mi blog semanal directo a tu bandeja de entrada:

Por una vida más espiritual,

PD. ¿Quieres una rastreador de meditación? En el blog de la semana pasada compartí mi rastreador personal de hábitos saludables e incluí un espacio exclusivo de meditación. Dale click aquí para descargarlo. ¡Es gratis!

Comentarios

  1. Saul

    Adopto tu mantra “progreso, no perfección”
    Mi altar esta en un lugar que mi corazón ♥ me dijo 🙂 💜; me gustó mucho tu blog de hoy. Saludos amigo.

    1. Autor de la
      Entrada
  2. Mónica

    Hola Tato, en mi caso tengo 2 años meditando por las mañanas, yo lo hago sólo diez minutos. Mi rutina es: me despierto, doy gracias,por o que tuve, lo que tengo y lo que tendré, y justo después, inicio con el control de mis respiración, que es por dónde inicio, siempre, es en mi cama, porque no lo sé muy bien, pero desde pequeña mi cama ha sido mi lugar preferido, allí escribo, leo, lloro, tomo las conferencias más importantes para mí, platico con mis amigos que viven lejos, y bueno me gusta mi cama. Algo así con una puja mmm no, creo en un ser superior, por experiencias personales de 6 años a la fecha ( yo le llamo milagros), desde que enfrenté el cáncer y mis cirugías, no práctico ninguna religión, pero respeto todas. Tengo algunas imágenes, la mayoría católicas que me han regalado y tienen puntos específicos en mi recámara. Creo en las energías, el poder del pensamiento, en el tarot, hasta cierto punto, en los ciclos lunares, pero sobre todo desde niña Dios, la vida y el universo me han puesto pruebas complicadas y en quién creó a ciegas es en mi misma

    1. Autor de la
      Entrada
      Tato Diaz

      Moni,
      ¡Gracias por compartir! Así es, sin importar la religión o corriente espiritual todos venimos de la misma fuente. Todos somos uno.
      ¡Me encanta tu rutina! ¡Sigue así!
      Un abrazo fuerte,
      T.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.