¿Estresado? Kit básico para una vida balanceada

¡Hola amigos!

¿Alguna vez has sentido que tu vida está demasiado desequilibrada? ¿Te gustaría saber cómo tener una vida más balanceada pero no sabes por donde empezar? Si dijiste sí, entonces el blog de hoy es para ti.

Como se los prometí, esta semana tenemos Jueves de Preguntas & Respuestas. La pregunta de hoy me la hizo @giosana93 en Instagram, y Giosana dice:

¡Qué buena pregunta Giosana! Creo que tengo algunos tips que te pueden ayudar.

Pero antes de compartírtelos me gustaría que hablemos acerca de lo que yo llamo “El Mito Del Balance”. Para mi, el balance no existe. Al menos no del tipo que las revistas y la gente allá afuera vende como una “vida balanceada”.

Porque seamos sinceros, nadie puede dedicarle exactamente el mismo tiempo a todas las áreas o actividades de su vida. Si quisiéramos hacer eso el día tendría que durar mínimo 30 horas. Dependiendo de qué es lo que estés buscando en cada etapa de tu vida tendrás que dedicarle más tiempo a eso, y por ende, le quitarás horas a otras cosas.

Déjame darte un ejemplo: Hace cuatro años yo estaba buscando tener ingresos extras que me permitieran prescindir de un empleo, así que gran parte de mi tiempo libre lo dedicaba a hacer crecer mi negocio de network marketing. No tenía tiempo para viajar, irme de fiesta o crecer mi lado espiritual. Encontré mi balance dedicándole tiempo a lo que quería en ese momento.

Hoy, cuatro años después, mi balance es un poco distinto.

Como acabo de mudarme y estoy viviendo mi nueva vida en pareja, ahora dedico más tiempo a mi relación y enfoco gran parte de mi tiempo en cosas que nos hagan reforzar y disfrutar esta etapa de nuestra vida a Hugo y a mi. Por ende he tenido que tomar tiempo de otras áreas, que en mi caso son las áreas del ejercicio y mi familia nuclear (mi mamá, mi hermano…)

Ojo. No estoy diciendo que lo tengas que hacer exactamente como yo lo hice o lo estoy haciendo actualmente, sólo no quiero que caigas en esta pesadilla tan estresante del Mito del Balance. He estado ahí y créeme. Es muy estresante.

La vida con balance no existe. Lo que existe es la vida con prioridades.

Dicho lo anterior, voy a darte algunos tips que van a ayudarte a tener claro cuáles son las áreas de tu vida a las que debes prestarle atención en este mismo momento, para así sentirte en balance contigo misma (y con nadie más).

Tip #1: Pregúntate – ¿Qué siento que me hace falta en este momento?

Nuestro cuerpo es sabio. De hecho, es el canal por donde el Universo se comunica contigo. Si tu cuerpo te pide ejercicio, dáselo. Si te pide comida saludable, concédeselo. Si te pide más sueño, regálaselo.

Escucha lo que tienes por decirte a ti misma y verás que nunca fallarás. Tu cuerpo sabe lo que necesitas mejor que tú -por extraña que suene esa última frase.

Tip #2: Escoge tus no-negociables

Recuerda que si tú no decides el rumbo de tu vida, alguien más lo decidirá por ti. Tienes que saber muy bien a qué le dedicarás tiempo todos los días, y esas cosas deben ser las que más te generen paz, felicidad y gozo.

Para mi esos no-negociables son: meditar cada mañana con Hugo, ver a mi mentora de negocio los lunes en la mañana, asistir a la reunión con mi equipo de trabajo los lunes por la noche, tomar mi clase de yoga los lunes y miércoles, y comer con mi familia los jueves por la tarde.

Ninguna de esas actividades están sujetas a consideración. Si alguien me pide verme los jueves por la tarde le diré que no, porque sé que ese es el momento que le dedico a mi familia – y a nada más.

Escoge tus 4 o 5 no-negociables y verás que si los escoges bien, sentirás de inmediato una sensación de balance, y acuérdate que balance = felicidad.

Tip #3: Planea tu balance ideal

Tal vez sea imposible que ahora mismo tengas la vida tl y como la deseas, pero lo que sí es posible es que empieces a planificarla para que realmente suceda. Siéntate un día y haz una lista de qué es lo que necesitas para lograr tu vida de ensueño: tal vez necesitas cambiar de trabajo, inscribirte al gimnasio, buscar un centro de meditación…. Y una vez que tengas esa lista, decide qué tienes que hacer primer lugar, qué en segundo, etc…

Como yo sabía que para alcanzar mi propio balance requería tener tiempo para hacer yoga, meditación y viajar, lo primero que puse en mi lista fue crear un negocio propio que me permitiera generar ingresos sin que yo tuviera que estar atado a un horario o lugar establecido. Una vez que lo logré pude pasar a mi siguiente punto de la lista. Así hasta que logré construir una vida donde puedo meditar todas las mañanas al lado de la persona que más amo, tomar clases de yoga a las 4 pm a una cuadra de mi casa y viajar cuando siento la necesidad de hacerlo.

Sólo necesitas una cosa: claridad en lo que significa para ti vivir una vida balanceada.

Y esa es mi respuesta para tu pregunta, Giosana! En verdad espero que te ayude lo que te acabo de decir.

Ahora me encantaría que tú me ayudaras a contestarle a Giosana.

¿Qué otro tip le puedes dar a Giosana para tener una vida en balance? ¿Qué te ha funcionado a ti? Escríbele en los comentarios y yo me encargaré de hacerle llegar todo lo que tengas por decirle 🙂

Gracias por venir a leerme cada semana. Me encanta verte por aquí, en serio.

Y si aun no estás suscrito a mi Lista VIP puedes hacerlo aquí abajo. Recibirás mi blog semanal directo a tu correo electrónico (así nunca te perderás de ninguno!) y también tendrás contenido especial que no comparto en ningún otro lugar.

PD. Como ya te diste cuenta, parte de mis no-negociables son meditar con Hugo y hacer yoga. Este sábado Hugo y yo iremos al Wanderlust 108 un evento de wellness donde correremos 5k, practicaremos yoga y meditaremos junto a otras 1700 personas. Si quieres ir con nosotros compra tus boletos aquí y usa mi código TATODIAZAG para que te hagan 15% de descuento.

Por un vida verdaderamente balanceada,

¿No quieres hacer yoga sola? Haz esto para que alguien te acompañe.

¡Hola amigos! ¿Cómo están?

Yo hoy desperté muy feliz. En paz creo que describiría mejor ese sentimiento que tuve al saltar de mi cama por la mañana. Y estoy seguro que no es por mi, sino por la clase de yoga tan maravillosa que tuve ayer con mi maestra yogui Elvia.

Desde que llegamos a nuestro nuevo hogar, Hugo y yo estuvimos buscando donde podíamos retomar nuestra práctica de yoga que habíamos dejado tan olvidada en los últimos meses. 

Y ahí va lo chistoso de la historia de cómo encontré a nuestra maestra yogui Elvia: estaba un día afuera de la verdulería esperando a que Hugo comprara las frutas que usamos para nuestros jugos verdes, cuando de repente veo una cartulina rosa fosforescente que decía:

Clases de yoga, zumba y pilates. ¡Actívate ya!

OMG. ¡Justo lo que queríamos! Decidimos marcar al número que venía en ese letrero y una semana después ya estábamos en nuestro mat de yoga tomando la clase. ¿Lo mejor? Que literamente está a dos cuadras de nuestra casa.

Pero esto no siempre fue así de fácil.

Hubo un tiempo en que a Hugo para nada le emocionaba la idea de hacer yoga. Al principio iba yo solo a tomar clases de yoga al Centro Budista de la Ciudad de México, y aunque haces buenos amigos ahí, siempre tienes la ilusión de que alguien de tu circulo cercano (pareja, familia, amigos) te acompañe.

Por eso hoy te voy a compartir algunos consejos sobre cómo hacer que una persona que quieres haga yoga contigo. ¿Estás lista?

Consejo #1: No lo obligues a hacer yoga.

¿QUÉ? No tiene sentido lo que estás diciendo Tato.

Ya sé, ya sé. Esto puede sonar un poco contradictorio, pero déjame explicarte. Aunque muchas de las cosas que hacemos hoy en día las hacemos gracias a que alguien más nos introdujo a esa actividad (ir al gimnasio, correr, hasta irte de fiesta!) la realidad es que a nadie nos gusta sentirnos obligados a hacer algo que no queremos.

Como dice Odín Dupeyron: “Nadie tiene qué — nada. Todos optamos por hacer algo.”

La mejor forma de lograr que alguien le interese lo que estás haciendo es que vean que lo haces por ti, y por nadie más. Cuando esa persona vea que lo que haces te ayuda, te sientes mejor y hasta tu semblante cambia, créeme. Les va a interesar.

Consejo #2: Dile que te acompañe a una clase de prueba.

Muchos de los lugares donde imparten yoga tienen la opción de dar clases muestra a personas que les da curiosidad saber si el yoga podría ser para ellos. Si donde tu tomas yoga no dice abiertamente que existe esta opción te recomiendo que te acerques y le preguntes a tu maestra/maestro si la siguiente clase puedes llevar a alguien, estoy seguro que te dirá que sí.

Es súper común que la gente no quiera tomar yoga por la percepción que tienen sobre el yoga, no por el yoga en sí. Y es que todo lo que vemos en las redes sociales relacionado con el yoga son mujeres súuuuuper Fit, con ropa súuuuuper cara, en lugares súuuuuper fancys.

Algunos otros tienen la creencia de que necesitan estar flacos, ser ultra flexibles o ser budistas o hinduistas. Pero eso no es yoga. Yoga simplemente es la práctica donde ejercitas cuerpo, espíritu y mente al mismo tiempo, a través de unir tu respiración con el movimiento de tu cuerpo.

Además puedes decirle que si ya hace algún otro deporte o va al gimansio, el yoga es un excelente complemento para él o ella. Solo es cosa de que tome una clase contigo y lo vea por sí mismo.

Consejo #3: Vayan juntos al Wanderlust 108.

No hay mejor forma de enseñarle a alguien que es verdaderamente el yoga que llevarlo al Wanderlust 108. ¿Qué es eso? Es el primer triatlón consciente en el mundo, que consta de correr/caminar 5 km, una clase de yoga con DJ en vivo, y una meditación guiada para terminar. ¿Apoco no es lo más cool del mundo?

Este evento se hace en más de 20 países ¿y que crees? ¡ahora mismo está aquí en México! El 20 de octubre se hará en la Ciudad de México y podrás enseñarle en vivo y a todo color lo que es el yoga junto a muchas, muchas otras personas haciendo lo mismo que ustedes. Además si le gustan las carreras y a ti no tanto, puede ser un excelente momento para que ambos prueben lo que le gusta al otro.

Si esto suena a algo que realmente quieres hacer te recomiendo que compres tus boletos ahora mismo, porque créeme, se van a acabar más rápido de lo que crees.

Compra tus boletos aquí.

(Top Secret: Si quieres tener un 15% de descuento puedes utilizar mi código de promoción TATODIAZAG al momento de comprar tus boletos —¡de nada!)

Obviamente Hugo y yo vamos a estar ahí, así que si vas ¡avísame! Me encantaría que nos echemos porras juntos durante los 5k, que pongamos nuestros tapetes de yoga juntos y al final nos vayamos a la zona de comida a platicar de la increíble experiencia que vivimos.

Aiñññ ya me emocioné de sólo imaginarlo!

SÓLO PARA TI

¿Cuál de estos consejos puedes aplicar ahora mismo? ¿Tienes algún otro consejo que te haya servido para motivar a alguien más a hacer yoga contigo? ¡Cuéntame en los comentarios! Yo personalmente respondo cada uno de ellos 😉

¿Te gustó lo que acabas de leer? Suscríbete a mi Lista VIP para que no te pierdas ninguno de mis próximos blogs. Te los enviaré directo a tu correo electrónico y además recibirás cosas que no comparto con nadie más —Suscríbete ahora!

Por una vida llena de experiencias maravillosas,

 

 

 


Wanderlust 108 es un día de campo para tu mente, cuerpo y alma. Con una carrera de 5 km, yoga y meditación, nuestro enfoque está en la comunidad, no en la competencia. No se puede superar eso. Usa el código TATODIAZAG para tener 15% de descuento.

5 Tips para hacer tu próximo viaje más fácil

¡Hola! ¿Cómo estás?

Hoy te estoy escribiendo por primera vez desde mi nuevo hogar, rodeado de pocos muebles y con cosas todavía en cajas. ¡Todo esta experiencia de mudarnos ha sido realmente maravillosa! Y es chistoso como no llevo ni una semana entera en nuestro nuevo departamento y mi siguiente viaje ya está a la vuelta de la esquina.

Cuando le dije a Hugo que el próximo martes me iría de viaje por 6 días me vio con cara de:

Pero es que este viaje es uno de los que definitivamente no puedo faltar. Es la Convención Internacional de mi compañía y es una vez al año. Hay dos fechas que marco en el calendario de mi agenda desde Enero: mi cumpleaños y la convención.

Por esa razón decidí esta semana compartirte mis mejores tips para viajar feliz y sin estrés, no importa si tu viaje es por placer o de negocios.

Porque la verdad es que yo era de esas personas que solía estresarse de más antes de un viaje pensando cosas como: “ojalá que no se me olvide nada” “llevaré suficiente dinero?” “debo imprimir el pase de abordar en mi casa o me lo darán allá?”

Si alguna vez te ha pasado algo así por la cabeza estoy seguro de dos cosas: 1) que también eres un control freak como yo, y 2) que definitivamente mis tips te van a ayudar.

Tip #1: Bloquea en tu agenda un día antes y uno después de tu viaje

Cuando sé que voy a viajar procuro no poner actividades importantes o que tomen demasiado tiempo un día antes del gran día. Eso solo hace que te estreses, hagas maletas en la madrugada y -seguramente- llegues al vuelo sin haber dormido ni una hora.

Pero si apartas todo un día antes para poder hacer tu maleta, ver qué te hace falta, comprar bloqueador o repelente si te diste cuenta que el que tenías se terminó o lo perdiste, créeme que tu viaje empezará con el pie derecho.

También te recomiendo que cuando regreses de tu viaje no pongas ninguna actividad importante al día siguiente. Lo más seguro es que llegarás cansado y tal vez con un poco de jetlag. Aprovecha ese día para descansar, desempacar, lavar tu ropa y volver a poner todo en su lugar. Créeme. Sino tendrás tu maleta intacta por varias semanas en tu cuarto.

Tip #2: Siempre carga con una camisa/vestido extra

Lo mejor de los viajes son esos momentos que surgen sin planearse. Conoces a otras personas, tienes una cita con alguien que conoces allá o simplemente quieres ir por la noche a ese lugar increíble que encontraste caminando por la calle.

Cualquiera que sea la razón, siempre es bueno llevar un outfit adecuado para estos momentos. Porque es horrible cuando quieres ir a cenar a ese restaurante fancy que probablemente no podrás ir en otro momento y no tener la ropa adecuada.

Aunque mi viaje vaya a ser súper hippie, relajado o express, yo siempre llevo un par de zapatos y una camisa extra para estas situaciones. Más de una vez me han salvado de tener que comprar ropa innecesaria o de perderme momentos mágicos.

Tip #3: Únete a un programa de millas/kilómetros de vuelos

Si sueles viajar seguido y no tienes alguna tarjeta o membresía que sume los kilometros que viajas este es el mejor momento de sacarla.

La mayoría de estos programas son gratuitos y sólo tienes que registrarte para comenzar a ahorrar. Cuando juntes los suficientes kilometros los puedes canjear por vuelos gratis, upgrades a primera clase o servicios extras de la aerolínea.

Si no viajas tan seguido de cualquier forma te recomiendo tenerla, así te regalen tu primer vuelo en 10 años es un vuelo que no habrás tenido que pagar tu 🙂 además uno nunca sabe cuando viajará de sorpresa 😉

Cuando fui a Bali me uní al Club Premier de Aeroméxico (totalmente gratis y por internet) porque esa aerolínea forma parte de un grupo que se llama SkyTeam, y casualmente todos los vuelos de conexión que tomé para llegar allá eran SkyTeam, así que ya te imaginarás la cantidad de kilómetros que junte en ese viaje!

Tip #4: Lleva tus antioxidantes

Tal vez no lo sepas, pero viajar te oxida. Mucho. Y oxidación es igual a envejecimiento prematuro, arrugas y parecer de cuarenta cuando apenas tienes veinte. Entre el aire acondicionado del aeropuerto, del avión y los cambios de temperatura/altura del lugar al que viajemos, todo eso hace que nuestro cuerpo entre en un estado de estrés y empiece a producir más oxidación por dentro (y por fuera).

Además algunos de los detectores de metales por los que pasas en el aeropuerto generan en tu cuerpo la radiación de todo un año! Así que si, tus cuerpo y tus células necesitan apoyo extra.

¿Te ha pasado que te enfermas durante o después de un viaje? Es justamente por eso. Yo recomiendo que tomes algún suplemento antioxidante en esos días. En lo personal yo tomo uno que se llama Proflavanol C100 que tiene vitamina C + extracto de semilla de uva, dos de los antioxidantes más poderosos y puestos convenientemente en un sólo comprimido.

Tip #5: Aprovecha el vuelo para algo productivo.

Si sigues mi tip #1, podrás dormir plácidamente la noche anterior a tu vuelo porque tu maleta habrá quedado lista desde temprano un día antes. Eso significa entonces que podrás ocupar esas horas de vuelo para algo productivo, no para dormir.

Cuando son vuelos de menos de 4 o 5 horas yo hago alguna de éstas tres cosas: termino (o al menos avanzo bastante) el libro que en ese momento estoy leyendo, escribo algún artículo próximo para mi blog en mi iPad, o hago un poco de networking con la persona que viene sentado a mi lado. A veces hago un poco de las tres.

Este tip me lo dio una mujer que gana más de un millón de dólares al año y desde que lo empecé a poner el práctica viajar no fue lo mismo. Me di cuenta que es el mejor momento para avanzar en ese proyecto que tienes tan atrasado, porque son horas sin internet, redes sociales ni ninguna de esas cosas que nos roban el tiempo hoy en día. Inténtalo y verás el poder del enfoque por los aires.

¡Eso es todo por hoy! Espero que estos tips hagan de tu próximo viaje una experiencia totalmente diferente.

Por más viajes y momentos inolvidables,

 

 

 


SÓLO PARA TI:

¿Cuál de estos tips te gustó más y por qué? ¿Cuál vas a aplicar en tu próximo viaje? ¡Cuéntame en los comentarios! Yo personalmente leo y contesto cada uno de ellos 🙂


¿Te gustó lo que acabas de leer?
¡Recibe más artículos como éste directo a tu bandeja de entrada!