Mi abuela, dichos y abundancia.

Con motivo del día de los abuelos esta semana hablaremos de esos ángeles sobre la tierra llamados abuelas.

Como probablemente te sucedió a ti, yo también tengo a la mejor abuela del mundo. Y créeme, tengo razones para decirlo.

Gracias a Dios hoy tengo la fortuna de verla, abrazarla, decirle que la amo y mandarle notas de voz como esta por las mañanas:

Ella todos los días me manda hermosos memes de Piolines diciendo buenos días y frases motivadoras que leo todos y cada uno de ellos. ¿Por qué? Porque sé que algún día no estará aquí para mandármelos. 

Y no porque sea fatalista o algo por el estilo, simplemente porque sé que todo en esta vida es impermanente. Léase como que nada es para siempre. 

Y justo hoy me acordé de ella cuando un buen amigo que vino a visitarme de Pachuca platicaba conmigo acerca de esos patrones heredados de nuestra familia en cuanto al dinero. Y es que gran parte de mis creencias en cuanto al dinero y la abundancia son heredadas de mi abuela.

Con ella conviví prácticamente todos los días de mi infancia, y según los expertos es en la infancia cuando tus paradigmas en cuanto a prácticamente todo de la vida se instauran en tu cabeza, y vives con ellos el resto de tu vida (claro, a menos que hagas un trabajo personal para modificarlos). Dicen que a los 7 años tu ya estas 100% programado inconscientemente.

En mi caso personal, esa programación fue en cierta medida trabajo de mi abuela. De niño vivía prácticamente todo el día con ella y como cualquier otro niño le aprendí muchas cosas que aún el día de hoy conservo.

La primera y más importante es que sin quererlo, ella me programó para ser emprendedor y buscar mi libertad financiera. ¿Cómo? Ella, como muchas abuelas mexicanas, es un diccionario de dichos andando. Uno de los que más me decía, sobre todo cuando íbamos al centro comercial los viernes por la tarde y le pedía que me comprara un juguete, ropa o CDs (que regularmente lo que elegía estaba caro y casi nunca en oferta) era: 

“Ay mi vida, tu sí que naciste para rico”

Estoy seguro que escuché eso más de 100 veces en vida. Y probablemente me estoy quedando corto con esa cifra.

Así que sin ella saberlo (y yo en ese momento mucho menos) mi abuela creó una programación en mi sobre la riqueza. Porque como tal vez lo sepas, el cerebro no entiende de bromas. Todo lo que le digas lo toma como verdad, así que sólo necesitas escuchar el suficiente número de veces algo para que se vuelva un paradigma en tu cerebro.

El escuchar siempre que yo había nacido para ser rico logró contrarrestar todas las otras cosas que escuchaba en casa como “tu crees que me regalan el dinero” “no tengo dinero” y otras frases basadas en la escasez y la culpa.

Otra frase muy común de mi abuela es “Compra como rico y ahorrarás como pobre”, y durante mucho tiempo no entendía a que se refería exactamente. La suele usar cada vez que por querer ahorrarte unos cuantos pesos compras la versión barata de algo, y que al cabo de poco tiempo termina inservible y tienes que gastar dinero nuevamente en lo mismo, y si eres inteligente, ahora sí en la versión de calidad para que no te suceda lo mismo.

El invertir en cosas de calidad aunque no lo creas también trabaja en tu subconsciente diciéndole que te mereces lo mejor que puede existir sobre un producto/servicio en específico. En México muchas personas sufren de lo que yo llamo el Síndrome del No-Merecimiento.

Han escuchado tantas veces que no pueden tener algo que terminan por aceptar eso como una verdad absoluta en todos los aspectos. El creer que no te mereces algo no es otra cosa más que una baja autoestima y creencias heredadas basadas en la escasez.

Yo siempre he creído que me merezco lo mejor de todo lo que deseo.

La mejor escuela.
La mejor ropa.
La mejor pareja.
El mejor negocio.
El mejor departamento.
Los mejores muebles.

Y mi experiencia personal me ha demostrado que en la vida no tienes lo que mereces, sino lo que crees merecer. 

 

Pero sin lugar a dudas la mayor enseñanza de mi abuela en cuanto a la abundancia es que todo lo que das, recibes. Y muchas veces multiplicado. 

Mi abuela es de esas personas que está dispuesta a quitarse algo (lo que sea) para dártelo, sin pensarlo dos veces. Es definitivamente la persona más servicial y bondadosa que conozco, y estoy seguro que eso hace que el Universo le regrese de formas muy chistosas todo lo que ella hace por la gente.

Ella me cuenta que ha sido súper común a lo largo de su vida que se encuentre dinero tirado en la calle. Y no 100 pesos; ella se ha encontrado desde 500 hasta miles de pesos. 

Ha olvidado su cartera en múltiples ocasiones en el centro comercial y siempre se la han regresado a la puerta de su casa intacta; ni un peso más, ni un peso menos. 

Hoy estoy seguro que todo eso no es una casualidad, es una causalidad de su forma de pensar, y por ende, de su forma de manifestar cosas en su vida. 

Por eso ahora entiendo y agradezco todo lo que mi abuela me ha enseñado a lo largo de la vida. Y ojalá que algún día llegue a ser la mitad de lo hermosa persona que es ella.

Piensa en todas esas situaciones únicas que viviste con tus abuelos y cómo han afectado sin darte cuenta a tu vida el día de hoy. Está en ti mirar hacia atrás y ver cómo puedes sacarle jugo a las situaciones que se presentaron en el pasado. Tal vez no todas son buenas, pero definitivamente todas te dejan una lección. Todo depende de ti.

TU TURNO:

¿Qué creencias o paradigmas positivos aprendiste de tus abuelos? ¿Cómo lo has aplicado en tu vida para tener éxito? ¡Cuéntame en los comentarios!

Recuerda suscribirte aquí abajo si aún no lo has hecho. ¡Recibirás todos mis blogs directo a la puerta de tu correo electrónico! Además tendrás cositas que no comparto en ningún otro lugar.

Gracias una vez más por leerme y por dejarme entrar a tu pantalla.

Por las abuelas,

Así edito mis fotos en Instagram

¡Hola Tatos y Tatas!

Por fin escribí el blog que me habían estado pidiendo de cómo edito mis fotos en Instagram. Por fis, si te gustaría leer alguna otra cosa escríbeme en los comentarios y con gusto lo escribo, espero lo disfrutes mucho y si tienes alguna app que nos puedas recomendar a todos los Tatos, estaremos pendientes para leer tus comentarios.

Antes de empezar me gustaría dejar muy claro algo: Aunque a todos nos gusta mostrar a los demás la mejor cara de nosotros mismos en las redes sociales siempre recuerda que tú eres suficiente. Nunca, nunca, nunca vivas de lo que digan los demás porque créeme, he estado ahí y es una vida muy estresante y que no te lleva a ningún lugar.

No puedes hacer feliz a todo el mundo. No eres una piña.

Respétate, admírate y ámate tal cual eres. Compararte con otros mata tu individualidad y tu iniciativa. Sueña, sigue tu corazón y juega tu propio tu juego.

Ahora si, dicho lo anterior, te voy a compartir las apps que uso para jugar mi propio juego en Instagram.

Existen infinidad de apps para editar fotos, pero las que yo uso son las siguientes:

VSCO

 

Esta aplicación es la que yo he usado durante los últimos dos años en casi todas mis fotos. ¿Por qué? Porque se me hace extremadamente fácil de usar. No necesitas ser un experto para embellecer tus fotos con VSCO.

Lo unico que tienes que hacer es darle click en el signo + y agregar la foto que quieres editar de tu carrete de fotos.

VSCO tiene algunos filtros predeterminados (como en Instagram) o puedes personalizar tu mismo el nivel de luz, exposición, contraste y demás.

Pero lo que más, más, más me gusta de ésta app es que puedes crear y guardar fórmulas de edición para que las siguientes fotos que subas le pongas los mismos filtros y tu feed de Instagram se vea uniforme y con un mismo estilo.

VSCO es gratis y tiene algunas mejoras si compras la versión de pago.

Lightroom CC

Lightroom la empecé a ocupar hacer poco gracias a la recomendación de mi amiga Estefanía y créanme ¡esta súper cool!

Esta app es una división de Photoshop, pero no te espantes. No es nada difícil de usar.  Desde el inicio te lleva paso-a-paso desde cómo abrir una foto, cómo comenzar a editarla y cómo descargarla a tu cel.

Puedes darle muchos efectos, y lo mejor que le encontré a esta app es que tiene un modo de cambiarle la óptica a tu foto donde puede mejorar el lente de tu cámara si no es muy buena o de alta resolución.

Lamentablemente algunas de sus funciones más padres son de paga, pero si crees que es una buena inversión para ti te recomiendo 100% que lo hagas. Vale la pena.

Snapseed

Mi nueva favorita. Snapeed es una app desarrollada por Google que además de ser totalmente gratis tiene funciones que te harán lucir como todo un profesional.

Lo que más me gusta de esta app es que es súuuper personalizable: puedes elegir que partes de tu foto las quieres con cierto filtro y qué partes no. Era algo que yo siempre estuve buscando.

Poder dejar cierta parte de la foto con menos saturación y otra parte con el doble de saturación hace que tus fotos queden realmente como tú quieres.

La cantidad de opciones que tiene son muchísimas, así que con calma. Al principio puede parecer abrumador pero con el tiempo le vas a agarrar la onda, te lo aseguro.

¡Pues ahí están! Espero que estos secretos míos te sean de ayuda para mostrar tu vibra y estilo único en Instagram.

Y si tu eres de los que no solo usan Instagram para divertirte sino también para tu negocio recuerda que el próximo sábado daré un taller intensivo de 4 horas de cómo usar éstas y otras herramientas para vender más a través de las redes sociales. Si quieres más info dale click aquí.

Gracias por leerme y por suscribirte aquí abajo para que todos mis blogs te lleguen.

¡Comparte este blog con tus amiguitos con los botones que aparecen aquí abajo!

¡Los quiero mucho!

3 Cosas que deberías saber si quieres vender más en las redes sociales

¡Hoooooola! ¿Cómo estás hoy?

Antes de empezar quiero agradecerte por todo el amor y apoyo que le diste al blog de la semana pasada. Al parecer a muchos les gustó que hubiera un video ¡escríbeme en los comentarios si quieres que haga más!

Esta semana hablaré de un tema que está en boca de todos los dueños de negocio, freelancers, influencers y todos sus derivados. Así es, hoy hablaremos tu y yo de las redes sociales, tan usadas y al mismo tiempo tan desconocidas.

Como tal vez lo sabrás por mis historias de Instagram, la semana pasada fui a la convención internacional del negocio de network marketing que tengo, y sorpresivamente la mayor cantidad de sesiones y talleres fueron enfocadas a social media.

¿Por qué? Porque es ahí donde los negocios se hacen hoy en día. ¿Y por qué? Simple: porque ahí se encuentra la gente todo el tiempo. Y gente = clientes potenciales.

No es sorpresa que el mundo de los negocios y el marketing estén cambiando hoy más que nunca. ¿Has visto como las estrellas de televisión y radio ya migraron a Youtube o Vimeo? Es justamente por eso.

Y gracias a todo este huracán de nuevas técnicas, estrategias y herramientas en el que nos vemos envueltos pude notar que gran parte de los emprendedores allá afuera están estresados, paralizados, muertos de miedo sin saber qué hacer.

Y tienen razones para hacerlo. Los algoritmos de Instagram cambian cada 5 minutos, Facebook ya no le muestra tus post a los seguidores de tu business page si no le pagas y las nociones de informática y social media de la mayoría son casi nulas.

Por eso hoy seleccioné dentro de todo el universo de la redes sociales las 3 cosas que deberías saber si quieres vender online y crecer tu negocio en las redes sociales.

¿Estás listo? Aquí vamos.

  1. Aprende a priorizar tus esfuerzos

    Tal vez esto te suene familiar: te dispones a trabajar en tu negocio y decides publicar algo en las redes sociales para después pasar a hacer unas llamadas, dar seguimiento a algunos clientes y ver a tu equipo de trabajo. ¿Qué pasa dos horas después? Sigues aún frente a tu computadora sin poder terminar ese post en Facebook porque no sabes qué escribir debajo de la foto que tanto trabajo te costó elegir, editar y ponerle sus respectivos filtros.

    Tu y yo sabemos qué sucede después. Es demasiado tarde para hacer esas llamadas, pospones tus seguimientos y tal vez, sólo tal vez, asistes a la junta con tu equipo. Y aunque de cierta manera sí trabajaste en tu negocio, la realidad es que no hiciste todo lo que tenías que hacer, así es que es todavía estás un día más lejos de tu vida de ensueño y del éxito de tu negocio.

    Aprender a priorizar tus esfuerzos significa asignarle un tiempo a cada tarea, y empezar por las que más ingresos le generen a tu negocio y dejar al final los asuntos administrativos o triviales.

    Lo que yo te recomiendo es que elijas un día para hacer las publicaciones de toda la semana y dejarlas programadas con algún asistente virtual de publicación retardada. Mis favoritos son Later y Hootsuite.

    Haciendo esto tendrás más tiempo para dedicarte a las otras cosas que no puedes automatizar, y más importante, que necesitan de ti fisicamente para llevarse a cabo.

  2. Interactúa con tus clientes ideales

    Una mentora alguna vez me dijo: “si le hablas a todos, no le hablas a nadie”. ¿A qué se refería? A que no caigas en esas arenas movedizas en donde la mayoría de los emprendedores caen: creer que todo el mundo allá afuera son sus clientes potenciales. Están tan seguros que su producto o servicio es para todos que no quieren ser demasiados específicos en su speech o forma de promoverse porque no quieren dejar fuera a nadie.

    Y aunque no dudo que en la mayoría de los casos su producto o servicio si ayudaría a más de un segmento de la población, es necesario enfocarse en una pequeña parte de la población para maximizar tus esfuerzos.

    Tienes que ser tan específico que todo lo que hagas para publicitar tu negocio en las redes sociales lo hagas como si estuvieras pensando en una sola persona: tu cliente ideal. Ponle nombre, cara, gustos, hobbies. Todo. Solo así la gente realmente conectará con lo que tienes para ofrecerles y te comprarán. ¿Por qué lo harán? Porque sentirán que le estás hablando directamente a ellos.

    Créeme. Los tiempos donde el marketing podía enganchar a todos quedó en el pasado.

  3. Crea un plan de medios sociales sostenible

Algo que aprendí cuando estudié Negocios Online y Marketing de redes en la B-School de NY es que sobre todas las cosas debes tener un plan de medios sociales sostenible en el tiempo y que no obstaculice la gestión de tu negocio. Y lo más importante es que debe ser hecho a la medida de tu negocio, de acuerdo a tu industria, tiempo en el negocio y presupuesto. Esto es crucial si quieres posicionarte en internet.

Un plan de medios sociales no es ser influencer. Tampoco es hacerte viral. Lo que fácil viene fácil se va. Lo que tú deberías buscar es conectar únicamente con tus clientes ideales, esas personas a las que te encantaría servir. A nadie más.

Si quieres aprender más sobre cómo crear un plan de medios sociales que realmente funcione para tu negocio te recomiendo que te inscribas a mi próximo Workshop presencial llamado Redes Sociales Que Vendan que daré en la CDMX.

En este Workshop tu aprenderás:

  • Cómo crear un plan alcanzable de redes sociales
  • Mi perspectiva personal en cuanto al social media (créeme, no te lo imaginas)
  • Los eternos principios del marketing
  • Todo lo que necesitas saber sobre el marketing digital
  • Las 3 reglas que todo dueño de negocio debería seguir
  • Cómo utilizar la publicidad pagada (invirtiendo poco dinero)
  • El paso a paso de cómo hacer tu primer Facebook Ad exitoso
  • Cómo encontrar y atraer a tu cliente ideal
  • Cómo convertir a tus followers en clientes reales
  • Seleccionar las fotos y videos que realmente atraigan a tu cliente ideal
  • Lograr transmitir tu mensaje sin usar speeches acartonados
  • Tips, herramientas y buenas prácticas.

    Si quieres más información dale click aquí.

Espero que estos tres consejos sean de gran ayuda para ti y tu negocio. Nada me dará mas gusto que verte rodeado del negocio de tus sueños y lo mejor: disfrutando los frutos de tu esfuerzo al lado de los que más amas.

Porque a final de cuentas tu y yo queremos ser mejores no sólo por nosotros, sino por aquellos que nos aman y creen en nosotros.

SOLO PARA TI:

¿Cuál de estas tres estrategias te sirvió más y por qué? ¿Cuál sería una forma de implementarlo ahora mismo en tu negocio? Cuéntame en los comentarios 🙂

Por el negocio de tu sueños,

 

 

 



 

 

7 Consejos para emprender hoy

¿Alguna vez has pensado en emprender pero no te atreves?

¿Crees que no es el mejor momento para empezar un negocio?

En el blog de esta semana podrás asistir virtualmente a la primera conferencia que Hugo (mi socio de vida y de negocios) y yo dimos juntos por primera vez ante más de 2000 personas. En esta charla te compartimos algunos tips que nosotros mismos ocupamos para tomar la decisión de aventurarnos al mundo de los negocios y dejar atrás nuestros empleos de 9 a 6.

En el video de hoy aprenderás:
-La verdadera razón de por qué decidimos emprender
-La diferencias entre ingreso pasivo e ingreso recurrente
-Cuál fue nuestro mayor error (y que nos costó mucho dinero)
-Por qué ahora es el mejor momento para empezar un negocio
-Y mucho más!

Recuerda esto. Tú puedes lograrlo. Tienes todo lo necesario para tener el éxito que tu deseas para ti mismo.

SOLO PARA TI:

¿Cuál de estos consejos te sirvió más? ¿Cuál sería una forma de ponerlo en práctica en tu vida? Cuéntame en los comentarios 🙂

¿Te gustó lo que acabas de ver? Entonces suscríbete a mi Lista VIP para que te lleguen todos mis blogs directo a tu correo electrónico 😀

Con todo mi cariño,

 

 

PD. Si crees que esto tiene que verlo algún amigo tuyo, no dudes en compartirlo. Te lo agradecerá toda su vida.

 

5 Tips para hacer tu próximo viaje más fácil

¡Hola! ¿Cómo estás?

Hoy te estoy escribiendo por primera vez desde mi nuevo hogar, rodeado de pocos muebles y con cosas todavía en cajas. ¡Todo esta experiencia de mudarnos ha sido realmente maravillosa! Y es chistoso como no llevo ni una semana entera en nuestro nuevo departamento y mi siguiente viaje ya está a la vuelta de la esquina.

Cuando le dije a Hugo que el próximo martes me iría de viaje por 6 días me vio con cara de:

Pero es que este viaje es uno de los que definitivamente no puedo faltar. Es la Convención Internacional de mi compañía y es una vez al año. Hay dos fechas que marco en el calendario de mi agenda desde Enero: mi cumpleaños y la convención.

Por esa razón decidí esta semana compartirte mis mejores tips para viajar feliz y sin estrés, no importa si tu viaje es por placer o de negocios.

Porque la verdad es que yo era de esas personas que solía estresarse de más antes de un viaje pensando cosas como: “ojalá que no se me olvide nada” “llevaré suficiente dinero?” “debo imprimir el pase de abordar en mi casa o me lo darán allá?”

Si alguna vez te ha pasado algo así por la cabeza estoy seguro de dos cosas: 1) que también eres un control freak como yo, y 2) que definitivamente mis tips te van a ayudar.

Tip #1: Bloquea en tu agenda un día antes y uno después de tu viaje

Cuando sé que voy a viajar procuro no poner actividades importantes o que tomen demasiado tiempo un día antes del gran día. Eso solo hace que te estreses, hagas maletas en la madrugada y -seguramente- llegues al vuelo sin haber dormido ni una hora.

Pero si apartas todo un día antes para poder hacer tu maleta, ver qué te hace falta, comprar bloqueador o repelente si te diste cuenta que el que tenías se terminó o lo perdiste, créeme que tu viaje empezará con el pie derecho.

También te recomiendo que cuando regreses de tu viaje no pongas ninguna actividad importante al día siguiente. Lo más seguro es que llegarás cansado y tal vez con un poco de jetlag. Aprovecha ese día para descansar, desempacar, lavar tu ropa y volver a poner todo en su lugar. Créeme. Sino tendrás tu maleta intacta por varias semanas en tu cuarto.

Tip #2: Siempre carga con una camisa/vestido extra

Lo mejor de los viajes son esos momentos que surgen sin planearse. Conoces a otras personas, tienes una cita con alguien que conoces allá o simplemente quieres ir por la noche a ese lugar increíble que encontraste caminando por la calle.

Cualquiera que sea la razón, siempre es bueno llevar un outfit adecuado para estos momentos. Porque es horrible cuando quieres ir a cenar a ese restaurante fancy que probablemente no podrás ir en otro momento y no tener la ropa adecuada.

Aunque mi viaje vaya a ser súper hippie, relajado o express, yo siempre llevo un par de zapatos y una camisa extra para estas situaciones. Más de una vez me han salvado de tener que comprar ropa innecesaria o de perderme momentos mágicos.

Tip #3: Únete a un programa de millas/kilómetros de vuelos

Si sueles viajar seguido y no tienes alguna tarjeta o membresía que sume los kilometros que viajas este es el mejor momento de sacarla.

La mayoría de estos programas son gratuitos y sólo tienes que registrarte para comenzar a ahorrar. Cuando juntes los suficientes kilometros los puedes canjear por vuelos gratis, upgrades a primera clase o servicios extras de la aerolínea.

Si no viajas tan seguido de cualquier forma te recomiendo tenerla, así te regalen tu primer vuelo en 10 años es un vuelo que no habrás tenido que pagar tu 🙂 además uno nunca sabe cuando viajará de sorpresa 😉

Cuando fui a Bali me uní al Club Premier de Aeroméxico (totalmente gratis y por internet) porque esa aerolínea forma parte de un grupo que se llama SkyTeam, y casualmente todos los vuelos de conexión que tomé para llegar allá eran SkyTeam, así que ya te imaginarás la cantidad de kilómetros que junte en ese viaje!

Tip #4: Lleva tus antioxidantes

Tal vez no lo sepas, pero viajar te oxida. Mucho. Y oxidación es igual a envejecimiento prematuro, arrugas y parecer de cuarenta cuando apenas tienes veinte. Entre el aire acondicionado del aeropuerto, del avión y los cambios de temperatura/altura del lugar al que viajemos, todo eso hace que nuestro cuerpo entre en un estado de estrés y empiece a producir más oxidación por dentro (y por fuera).

Además algunos de los detectores de metales por los que pasas en el aeropuerto generan en tu cuerpo la radiación de todo un año! Así que si, tus cuerpo y tus células necesitan apoyo extra.

¿Te ha pasado que te enfermas durante o después de un viaje? Es justamente por eso. Yo recomiendo que tomes algún suplemento antioxidante en esos días. En lo personal yo tomo uno que se llama Proflavanol C100 que tiene vitamina C + extracto de semilla de uva, dos de los antioxidantes más poderosos y puestos convenientemente en un sólo comprimido.

Tip #5: Aprovecha el vuelo para algo productivo.

Si sigues mi tip #1, podrás dormir plácidamente la noche anterior a tu vuelo porque tu maleta habrá quedado lista desde temprano un día antes. Eso significa entonces que podrás ocupar esas horas de vuelo para algo productivo, no para dormir.

Cuando son vuelos de menos de 4 o 5 horas yo hago alguna de éstas tres cosas: termino (o al menos avanzo bastante) el libro que en ese momento estoy leyendo, escribo algún artículo próximo para mi blog en mi iPad, o hago un poco de networking con la persona que viene sentado a mi lado. A veces hago un poco de las tres.

Este tip me lo dio una mujer que gana más de un millón de dólares al año y desde que lo empecé a poner el práctica viajar no fue lo mismo. Me di cuenta que es el mejor momento para avanzar en ese proyecto que tienes tan atrasado, porque son horas sin internet, redes sociales ni ninguna de esas cosas que nos roban el tiempo hoy en día. Inténtalo y verás el poder del enfoque por los aires.

¡Eso es todo por hoy! Espero que estos tips hagan de tu próximo viaje una experiencia totalmente diferente.

Por más viajes y momentos inolvidables,

 

 

 


SÓLO PARA TI:

¿Cuál de estos tips te gustó más y por qué? ¿Cuál vas a aplicar en tu próximo viaje? ¡Cuéntame en los comentarios! Yo personalmente leo y contesto cada uno de ellos 🙂


¿Te gustó lo que acabas de leer?
¡Recibe más artículos como éste directo a tu bandeja de entrada!

 

 

Cómo salir de tu zona de confort (¡rápido!)

¡Hola!

Es casi medianoche y éste probablemente será el último blog que escriba en la casa en la que he vivido los últimos 19 años. Hugo y yo nos iremos a vivir juntos en un par de días, y estoy 50% emocionado y 50% muerto de miedo.

Nunca antes he vivido fuera de casa (a menos que los dos meses que viví en Bali cuenten) así que toda esta experiencia de ser 100% responsable de mi vida realmente me freakea un poco.

Y eso es justamente la razón por la que decidí hacerlo.

¿Recuerdas lo que platicábamos la semana pasada sobre sentirnos estancados en la vida? Justo así me sentía hace unos meses en mi vida personal y en mi negocio.

Desde hace algún tiempo mi negocio entro en una especie de recesión en la que por más que intentaba salir adelante había algo que me detenía.

Intentaba de todo. Afirmaciones. Libros. Nuevas estrategias. Todo.

Y nada realmente funcionaba.

Fue hasta hace poco que supe cuál era la razón.

Y esa razón es que no tenía una razón. Un motivo urgente para crecer mi negocio y ganar más dinero.

Vivir en casa de mi mamá toda mi vida me ha dado hasta ahora la comodidad y tranquilidad que necesito, y realmente sin poner esfuerzo grande alguno.

Si tú ya eres una persona económicamente activa y vives con tu familia sabes a lo que me refiero.

Comida gratis en el refrigerador.
Ropa limpia y doblada como por arte de magia.
Mimos y apapachos cuando te enfermas.
Y todo el dinero que ganas completiiiito para ti.

¿Qué más puedes pedir en la vida?

¡Mucho! ¡Créeme!

El vivir así  por un largo tiempo no te hace bien, y yo soy prueba viviente de eso. Me di cuenta que gracias a la enorme zona de confort que yo mismo había creado alrededor de mi familia no hacía realmente el esfuerzo de trabajar más, y por ende, de ganar más dinero.

Me cuesta aceptarlo, pero es verdad.

Si tú estás en una situación similar hazte la siguiente pregunta: ¿Quién o quiénes son en tu vida los guardianes de tu zona de comodidad?

Piénsalo, porque si aún no tienes la vida de tus sueños es que alguien te está dando lo mínimo suficiente para que no te muevas de donde estás.

¿Y qué tiene de malo tener ese “apoyo”, te preguntarás? Que nunca sabrás de qué eres capaz realmente si siempre vives a expensas de otros.

Mi consejo personal es que no esperes a que la vida te arrebate a esas personas y te obligue a salir a moverte, es mejor que tú mismo tomes la iniciativa y te vuelvas el dueño de tu vida de una vez por todas.

Si tienes miedo, hazlo con miedo.
Si no tienes idea de cómo hacerlo, da el primero paso y pide ayuda.
Si aún no tienes todo resuelto, resuélvelo en el trayecto.
Créeme, nunca estarás 100% listo para dar el primer paso.

¿Cuál es tu siguiente meta? ¿Una casa nueva? ¿Un ascenso? ¿Tu propio negocio? Ahora ya sabes cómo lograrla. Identifica qué o quién es el guardián de tu zona de confort, dile adiós, y ya que no tengas forma de echarte para atrás, ve tras tu meta.

Para mi tener un nuevo hogar, y todo lo que independizarse conlleva, definitivamente está haciendo que me mueva, y me mueva rápido.

Recuerda, todo lo que no se mueve, se muere.

Todavía no puedo creer que ese sueño que teníamos Hugo y yo desde hace algún tiempo de empezar una vida juntos por fin empiece a materializarse. En verdad me siento muy feliz, agradecido y bendecido. Y definitivamente no estaría pasando si ambos no hubiéramos decidido movernos y salir de nuestra zona cómoda.

Hoy deseo de corazón que en estos días encuentres el valor para cambiar tu vida de tal forma que logres eso que siempre has querido pero has tenido miedo de buscar.

Sueña bonito. Se cumple.

 

 

 


SOLO PARA TI:

¿Quién o quiénes son en tu vida los guardianes de tu zona de comodidad? ¿Cuál sería un buen primer paso para salir de ahí? ¡Cuéntame en los comentarios! Leo personalmente cada uno de ellos : ) me encanta saber de ti.


¿Te gustó este artículo? Suscríbete a mi Lista VIP! Es la mejor manera de estar en contacto, además de que serás de los primeros en leer mi blog semanal directo desde la comodidad de tu correo electrónico. Puedes unirte aquí:

El lado negativo de alcanzar tus metas

¿Alguna vez te ha pasado que te esfuerzas mucho –muchísimo- por algo que realmente quieres, y finalmente logras obtenerlo? Estoy seguro que sí 🙂

Ahora, ¿alguna vez te ha pasado que después de lograrlo te duermes en tus laureles y pasa una eternidad antes de ponerte una nueva meta?

Aunque se nos ha inculcado desde chiquitos a ir tras nuestros sueños, nunca nadie nos dice lo peligroso que puede ser alcanzar nuestras más grandes metas. ¿Qué puede haber de peligroso en eso, te preguntarás? Como diría la famosa canción del grupo The Sacados: Más de lo que te imaginas.

Un amigo muy cercano estuvo durante algunos años persiguiendo una meta que él consideraba un hito realmente importante en su vida profesional. Soñaba noches enteras con eso, tenía en su fondo de pantalla del celular una foto que le recordaba su meta, y siempre platicaba con otras personas lo seguro que estaba de que algún día lo conseguiría.

Lo intentó una vez tras otra, y no lo conseguía. Fue hasta después de varios años de arduo trabajo que por fin, un día, lo logró.

Yo estaba súper feliz de ver a mi amigo realizado, feliz, pleno. Creo que no hay nada más hermoso que ver los sueños cumplidos de las personas que más amas en este mundo. Su cara irradiaba una emoción indescriptible.

Recuerdo haber festejado con él su gran logro, y cómo ambos sabíamos que tarde o temprano lo conseguiría

Pero el ensueño duro poco.

Tras haber conseguido aquello que más quería, las razones para que él siguiera trabajando habían desaparecido. Ya no le encontraba sentido a levantarse todos los días y hacer lo que debía hacer.

¿La razón? No encontró rápidamente otro sueño más grande del que agarrarse.

Nunca dejes que tus sueños sean más pequeños que tus capacidades. Aunque para él esa meta fue muy difícil de conseguir, estoy seguro que él es capaz de hacer cosas mucho más grandes. Pero lo importantes no es lo que nosotros creamos sobre las otras personas, sino qué es lo que nosotros creemos de nosotros mismos.

Y es que si no tienes algún sueño nuevo que perseguir, lo que construiste para alcanzar el que ya tienes en tus manos se habrá esfumado poco a poco. Por eso es de vital importancia que cuando logres una meta en tu vida la festejes, pero al día siguiente ya debes pensar cuál será tu siguiente objetivo.

Recuerda, todo lo que no se mueve, perece.

Muévete tan rápido como puedas de donde estás, porque siempre hay un nuevo lugar a dónde ir, un nuevo reto que alcanzar, un sueño nuevo que cumplir.

¿No tienes una razón “importante” para buscar una nueva meta? Déjame darte una idea: Tú.

Sí, tú. ¿Crees que no eres suficiente razón para darte una mejor vida? Yo creo que sí.

#TúEresSuficiente

Así que despierta de ese sueño profundo en el que estás, sacúdete la flojera y ve por ese sueño que tanto miedo tienes de salir a buscar.

Levántate. Sal. Búscalo. Búscalo a gritos. Corre si es necesario. Pero no te quedes sin un sueño, no te quedes sin una razón para ser mejor. No te quedes sin una razón para vivir. Deja eso para los que se rindieron antes de empezar, pero no tú, que ya vas a la mitad del camino.

Si no logras encontrar esa nueva meta personal todo lo que hayas hecho hasta ahora habrá sido tiempo perdido. ¿Realmente estás dispuesto a tirar a la basura todo ese esfuerzo, tiempo y dinero que le has invertido?

A veces no queremos soñar porque tenemos miedo de fracasar, pero no nos damos cuenta que si no soñamos ya habremos fracasado.

Sueña. Haz. Fracasa. Vuelve a hacer. Lógralo.

Repite esta fórmula las veces que sean necesarias y verás que pronto tendrás una vida que ni tú mismo te creerías capaz de vivir.

Haz de tu vida una historia digna de ser contada, escrita y vendida para hacerla película.

Tú eres suficiente, no lo olvides. Recuérdalo cada día de tu vida.

Con todo mi cariño,

 

 

 


SÓLO PARA TI:

¿Te ha sucedido una historia similar? ¿Cómo lograste salir adelante? ¡Cuéntanos en los comentarios! Cada semana vienen muchas personas a este lugar, y tu historia podría inspirar a que otros logren avanzar en su vida personal y profesional.

Por último, si no quieres perderte ninguno de mis blogs recuerda suscribirte a mi Lista VIP, a ellos son los primeros que les mando mi blog semanal junto con otros regalitos y promociones que no pongo en ningún otro lugar 🙂

P.D. Agrégame a Facebook, Instagram y Twitter ¡Ahí comparto otras cosas que también pueden ayudarte!

La verdadera razón de por qué no puedes tener todo en la vida

¡Hola!

¡Qué gusto volvernos a ver! No sabes cómo espero que lleguen los miércoles para poder verte por aquí y que platiquemos a solas tú y yo.

Tal vez el título de hoy te haya sonado un poco intenso. O tal vez ya pensabas esto y quieres saber mis razones de por qué yo también lo creo.

En la sociedad en la que vivimos nos han enseñado durante toda nuestra vida a quererlo todo. El trabajo perfecto. La casa de dos pisos con un jardín enorme en el Residencial. La camioneta del año. Las vacaciones a Disney o Europa. Los accesorios de Louis Vuitton o Ferragamo. Todo lo que nos haga sentir que realmente estamos siendo exitosos, pero más importante, que la gente pueda ver que la estamos rompiendo.

Y para lograr esto te ves envuelto en un torbellino de trabajo, estrés -y muchas veces- deudas innecesarias. Porque cumplir con ese checklist interminable no es nada fácil, y la mayoría de las veces imposible.

Muchos terminan frustrados, deprimidos o hasta apenados consigo mismos por no poder cumplir con las expectativas que nosotros mismos nos imponemos.

Y la verdad es que nunca vas a tenerlo todo en la vida. Nunca. Por más que te esfuerces, por más que lo intentes, por más que hagas y deshagas. La idea de tenerlo todo es el mito más grande de la sociedad moderna.

Así que a partir de hoy puedes decidir si dejar de cargar ese peso sobre tu espalda que tanto daño te está haciendo o dejarlo ahí, sobre ti, por quién saber cuánto tiempo más. Es momento de volver a conectar con quien realmente eres y volver a caminar derecho y con la frente en alto.

¿Quieres saber cuál es la buena noticia? Que aunque nunca lo tendrás todo en la vida, si puedes tener todo lo que realmente quieres en tu vida.

Olvida por un segundo esa lista de sueños predeterminados que no-sé-quién nos metió en la cabeza y siéntate contigo un día a solas y pregúntate:

¿Qué es lo que realmente quiero en mi vida?
¿Qué debo ser/hacer/tener antes de morir?

Y estoy seguro que con leer estas preguntas ahora mismo vinieron a tu cabeza algunas cosas ¡anótalas! No importa que tan raras, freaks o irreales parecen, recuerda que nosotros no elegimos nuestros sueños, ellos nos eligen a nosotros. Y es nuestra misión en esta vida que lleguen al plano de lo material.

Así sucedió conmigo.
Antes mis sueños eran los que mi familia, amigos y mis maestros me dijeron que debía de tener.

Tener una carrera universitaria.
Comprar mi primer auto.
Tener mi casa propia (con perro incluido)
Casarme y tener hijos.
Jubilarme y por fin tener tiempo para ser feliz.

¿Realmente esos son los sueños que tenías de niño? ¿Eso era lo que soñabas? No sé tú, pero yo nunca soñé con ninguna de estas cosas.

Yo soñaba con estar frente a un escenario frente a miles de personas. Quería dedicarme a crear juegos y programas de computadora para otros niños. Soñaba con conocer lugares extraños y exóticos donde hablaran otro idioma que yo no supiera pronunciar.

Y qué curiosa es la vida, todo eso es justamente lo que hago ahora (claro, con una perspectiva diferente de cuando tenía 6 años) pero no pudo haber sido posible si no me hubiera permitido quitar por un momento el modo automático en el que estaba y recordar qué es lo que de niño me hacía tener ganas de crecer y ser más grande.

Porque si tu vida no se parece a lo que soñabas de niño, algo estás haciendo mal.

Recuerda. Sí puedes tener todo lo que quieres en la vida. Solo te falta recordar qué era eso que tanto deseabas tener.

Una vez que lo hagas verás el mundo de manera distinta. Te darás cuenta que no es necesaria tanta ropa en el clóset, tanto dinero gastado en bares y antros, ni tantas horas con tu jefe.

Recuérdalo.
No dejes pasar más tiempo.


SÓLO PARA TI:
¿Qué soñabas ser/hacer/tener cuando eras niño? ¿Cuál puede ser una acción concreta que puedes realizar ahora mismo para hacer esos sueños realidad? ¡Cuéntame en los comentarios!

¿Te gustó este artículo? Suscríbete a mi Lista VIP para ser de los primeros en leerlo y recibirlo directamente en tu bandeja de entrada. Además sólo ahí comparto algunas promociones, ofertas ocasionales y regalos que no publico en ningún otro lugar! Suscríbete aquí:

Y si crees que alguien de tus amigos necesita leer esto no dudes en compartirlo. Créeme, te lo agradecerá más de lo que crees.

Con todo mi cariño,

5 Cafeterías perfectas para disfrutar de un buen libro con tu café favorito

¡Hola!

¿Cómo estás?

El blog de hoy está inspirado en una pregunta de @mmorante_b sobre cuáles son mis opciones favoritas de cafeterías aptas para leer.

Porque tal vez no lo sepas aún, pero yo literalmente amo los libros y el café. Y la combinación de ambos hace que tenga un viaje astral y entre a una especie de paraíso-sobre-la-tierra. Sé que puede sonar exagerado, pero en serio así es para mí. Encontrar un lugar escondido, con opciones exóticas en su menú y con unos sillones vintage suuuuper cómodos hacen que empiece a sudar y palpitar de la emoción.

Por esta razón y gracias a la ardua búsqueda de estos pequeños pedacitos de cielo hoy te compartiré cuáles son mis spots favoritos mejor guardados (en serio, esta es la primera vez que hablo de todos ellos!)

¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo 🙂

La Ruta De La Seda

Esta cafetería es una Ecopâtisserie, es decir, su especialidad es la repostería y entre el 70 y el 80% de los ingredientes que usan en sus platillos y bebidas son orgánicos certificados. Está enfocado en el apoyo a proveedores locales vinculados con la agricultura orgánica y el comercio justo. Si ya somos amigos en Instagram seguramente habrás visto que subo seguido un pastel de color verde, el cual es mi favorito del MUNDO, y justamente éste es el lugar donde lo hacen. Hace unos meses acaban de abrir una segunda sucursal, pero mi favorita definitivamente es la original.

Mi recomendación personal: Una rebanada de pastel Kioto (es de té verde o matcha, especialidad de la casa, servido con coulis de fresas) y de tomar un La Vie en Rose (agua mineral, fresas, jugo de limón, agua de rosas endulzado con miel de agave orgánico).

Dirección: Aurora 1, esq. Pino, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán, Ciudad de México.

Hêrmann Thômas Coffee master

Hêrmann Thômas es una cafebrería inspiracional, con libros especializados en diferentes temas, la cual te da una experiencia acogedora en la que se puede disfrutar de una selecta gama de cafés elaborados con distintos procesos. Si eres de los que aprecia los lugares que se fijan hasta en el más mínimo detalle estoy seguro que este será tu lugar favorito.

Su decoración es bellísima y su gama de cafés de método es bastante amplia. La sala de estar que tiene hasta el fondo está increíble, o si quieres algo de sol la terraza también es una buena opción.

Mi recomendación personal: Un Chemex. Si aún no has probado los cafés de método tienes que hacerlo YA. ¡Son lo mejor de este mundo! En serio.

Dirección: Aguayo #37 Col. Del Carmen Coyoacán, Ciudad de México

Esspreso de Medianoche

El lugar más nuevo de todos los que están en esta lista. Esspreso de Medianoche lo acabo de conocer hace un par de semanas pero parece que nos conocemos de toda la vida. Me encantan dos cosas de esta barra de café: la ambientación y la calidad del servicio. El lugar literalmente parece un vagón de un tren que va viajando a medianoche a un lugar nuevo y exótico. Y el servicio me encanta porque los baristas son súper amables, y te preparan tu café con tanto esmero y amor que su trabajo no termina hasta que ven tu cara de satisfacción al darle el primer sorbo a tu taza y ver que realmente te fascinó.

Mi recomendación personal: Una taza de Kalita Wave. Es un método de extracción dulce y sutil para tu paladar. Si no eres de sabores muy fuertes este te va a gustar.

Dirección: Fernando Montes de Oca 64, Colonia Condesa, CDMX

La Cafebrería El Péndulo de Álvaro Obregón

¿Qué puede ser mejor que una librería que tenga una cafetería dentro? ¡Nada! El Péndulo tal vez sea el spot más conocido de esta lista, pero eso no quiere decir que no disfrutes de un ambiente tranquilo para leer tu libro en este lugar. Tiene 2 pisos y puedes decidir si quedarte en la terraza, el restaurante o en los sillones escondidos entre los libreros de la planta alta. Tú decides.

La ventaja de este lugar es que si acabas tu libro puedes caminar unos pasos y encontrar cuál será el siguiente en tu lista. En serio ¿qué tan cool es eso?

Mi recomendación personal: Café americano doble.

Dirección: Álvaro Obregón 86, Roma, CDMX|

Café Katsina

Katsina es un lugar increíble en el centro de Tlalpan. Tiene esa combinación de aire bohemio y sofisticación de un lugar que tiene premios y reconocimientos internacionales. Ofrece tazas de café orgánico cuidando cada detalle, desde la tierra y las plantas, los tuestes y la preparación. Katsina fue el primer lugar donde yo probé un café de método, así que son los culpables de que ahora siempre busque este tipo de cafeterías por toda la ciudad.

Si te gusta la cultura mexicana y la onda relajada, Katsina es tu lugar de ensueño.

Mi recomendación personal: Chemex. Y prácticamente cualquier café de método.

Dirección: Calle Fco. I. Madero 15, Col. Tlalpan Centro, Tlalpan, CDMX.

SÓLO PARA TI:

¿Cuál de todos estos lugares piensas visitar primero? ¿Conoces alguna otra barra de café que creas que deba estar en esta lista? ¡Platícame en los comentarios! Yo personalmente respondo todos y cada uno de ellos 🙂

¿Te gustó este artículo? Anótate en mi Lista VIP para recibir cada semana mi blog semanal directo a tu correo electrónico y seas de los primeros en leerlo. Además recibirás promociones especiales, ofertas ocasionales y cosas que sólo comparto con los de mi lista VIP! Anótate aquí:

Por tu próximo libro y café favorito,

Qué hacer cuando todo parece ir de mal en peor

¡Heeey! ¡Hola! ¿Me buscabas?

Tal vez te preguntarás por qué no aparecí este miércoles muy temprano en la bandeja de entrada de tu correo. Si me sigues en Instagram seguramente habrás visto algo al respecto, si no, aquí te va la historia:

El martes llegué a casa por la noche, puse un poco de aceites esenciales en el difusor de aromas, prendí la computadora, y le di play a la playlist “Peaceful Piano” en Spotify, dispuesto a escribir el blog post de esta semana.

Cuál fue mi sorpresa al abrir la página y ver la pantalla en blanco y unas cuantas palabras que decían:

Este sitio no existe.

-¿Qué? ¿Cómo que no existe?

Cerré la ventana y volví a intentar. Nada.

Fui al sitio del hosting web, sudando frío, y abrí rápidamente mi sesión.

Lo que me temía. Había olvidado pagar la renovación del servidor. Tal vez sepas o no, pero cuando eso sucede no hay nada que hacer. Todo desaparece. Todo.

Los diseños.
Los cursos.
Los blogs.
Todo.

En ese momento estaba entre enojado, triste, y shockeado. ¡¿Cómo se me pudo olvidar?! Realmente no lo podía creer. Todo mi trabajo de meses tirado a la basura por un olvido absurdo.

Quise buscar a quién echarle la culpa, pero la realidad es que yo sabía que nadie tenía la culpa más que yo. Yo era el único responsable de que eso sucediera.

Me tomo un rato digerirlo, y cuando lo hice simplemente respire hondo, cerré los ojos y me dije a mi mismo:

Tato, todo es perfecto.

Ese ha sido mi mantra desde hace algunos años, y en verdad creo que así es.

Todo es perfecto tal y como es.
Todo sucede por alguna razón.

Si esos blogs, esos cursos y todo lo demás que se encontraba ahí desapareció era porque así tenía que ser. Su momento en este plano había terminado. Y me siento agradecido y feliz por eso.

Muchas veces queremos aferrarnos a las cosas, los trabajos, las personas… Pero la realidad es que nada está bajo control realmente, y más importante, nada es para siempre.

Con toda la tecnología que hoy nos rodea somos más acumuladores y apegados que nunca. Cada vez queremos más gigas o terabytes para guardar cosas que probablemente nunca más volvamos a ver. Y eso sólo nos provoca estar atados al pasado y no querer soltar nada.

Hoy estoy agradecido de que todo eso haya pasado ¿sabes por qué? Porque me dio la oportunidad de hacerlo una vez más, y ahora mucho mejor y más rápido gracias a toda la experiencia que adquirí en estos meses que llevamos reuniéndonos aquí todos los miércoles tu y yo. (Si no te has dado una vuelta por el nuevo tatodiaz.com te recomiendo que lo hagas, quedó muy cool!)

Lo importante no es lo que nos pasa, sino como reaccionamos ante lo que nos pasa. Y con esto no quiero echarte ese cuento de que yo nunca me enojo o me pongo triste. #NoSeñoraNo – Al contrario, lo que quiero decir es que se vale enojarse, se vale bajonearse, se vale llorar. Lo que no se vale es que eso te dure días o semanas. Lo hecho está hecho, así que next, lo que sigue. ¿O acaso auto-compadecerte te ha servido alguna vez de algo?

Recuerda, la crisis es oportunidad. Y tú decides si tomas esa oportunidad o la dejas pasar, como muchas otras que has dejado ir.

Yo hoy decido ver el vaso medio lleno ¿y tú?

SOLO PARA TI:

¿Cuál ha sido una de las situaciones más frustrantes de tu vida? ¿Qué hiciste para resolverlo o para cambiar tu perspectiva al respecto? Cuéntame en los comentarios ¡Tengo muchas ganas de saberlo!

Y si quieres leer mi blog desde la comodidad de tu correo electrónico y además recibir contenido exclusivo suscríbete a mi Lista VIP:

Hoy más que nunca te doy gracias por leerme, por estar aquí, y por dejarme entrar en tu vida desde a través de esta pequeña pantalla. Prometo no olvidar pagar de nuevo mi hosting XD

Con todo mi cariño y amor,

Tato