¿Estresado? Kit básico para una vida balanceada

¡Hola amigos!

¿Alguna vez has sentido que tu vida está demasiado desequilibrada? ¿Te gustaría saber cómo tener una vida más balanceada pero no sabes por donde empezar? Si dijiste sí, entonces el blog de hoy es para ti.

Como se los prometí, esta semana tenemos Jueves de Preguntas & Respuestas. La pregunta de hoy me la hizo @giosana93 en Instagram, y Giosana dice:

¡Qué buena pregunta Giosana! Creo que tengo algunos tips que te pueden ayudar.

Pero antes de compartírtelos me gustaría que hablemos acerca de lo que yo llamo “El Mito Del Balance”. Para mi, el balance no existe. Al menos no del tipo que las revistas y la gente allá afuera vende como una “vida balanceada”.

Porque seamos sinceros, nadie puede dedicarle exactamente el mismo tiempo a todas las áreas o actividades de su vida. Si quisiéramos hacer eso el día tendría que durar mínimo 30 horas. Dependiendo de qué es lo que estés buscando en cada etapa de tu vida tendrás que dedicarle más tiempo a eso, y por ende, le quitarás horas a otras cosas.

Déjame darte un ejemplo: Hace cuatro años yo estaba buscando tener ingresos extras que me permitieran prescindir de un empleo, así que gran parte de mi tiempo libre lo dedicaba a hacer crecer mi negocio de network marketing. No tenía tiempo para viajar, irme de fiesta o crecer mi lado espiritual. Encontré mi balance dedicándole tiempo a lo que quería en ese momento.

Hoy, cuatro años después, mi balance es un poco distinto.

Como acabo de mudarme y estoy viviendo mi nueva vida en pareja, ahora dedico más tiempo a mi relación y enfoco gran parte de mi tiempo en cosas que nos hagan reforzar y disfrutar esta etapa de nuestra vida a Hugo y a mi. Por ende he tenido que tomar tiempo de otras áreas, que en mi caso son las áreas del ejercicio y mi familia nuclear (mi mamá, mi hermano…)

Ojo. No estoy diciendo que lo tengas que hacer exactamente como yo lo hice o lo estoy haciendo actualmente, sólo no quiero que caigas en esta pesadilla tan estresante del Mito del Balance. He estado ahí y créeme. Es muy estresante.

La vida con balance no existe. Lo que existe es la vida con prioridades.

Dicho lo anterior, voy a darte algunos tips que van a ayudarte a tener claro cuáles son las áreas de tu vida a las que debes prestarle atención en este mismo momento, para así sentirte en balance contigo misma (y con nadie más).

Tip #1: Pregúntate – ¿Qué siento que me hace falta en este momento?

Nuestro cuerpo es sabio. De hecho, es el canal por donde el Universo se comunica contigo. Si tu cuerpo te pide ejercicio, dáselo. Si te pide comida saludable, concédeselo. Si te pide más sueño, regálaselo.

Escucha lo que tienes por decirte a ti misma y verás que nunca fallarás. Tu cuerpo sabe lo que necesitas mejor que tú -por extraña que suene esa última frase.

Tip #2: Escoge tus no-negociables

Recuerda que si tú no decides el rumbo de tu vida, alguien más lo decidirá por ti. Tienes que saber muy bien a qué le dedicarás tiempo todos los días, y esas cosas deben ser las que más te generen paz, felicidad y gozo.

Para mi esos no-negociables son: meditar cada mañana con Hugo, ver a mi mentora de negocio los lunes en la mañana, asistir a la reunión con mi equipo de trabajo los lunes por la noche, tomar mi clase de yoga los lunes y miércoles, y comer con mi familia los jueves por la tarde.

Ninguna de esas actividades están sujetas a consideración. Si alguien me pide verme los jueves por la tarde le diré que no, porque sé que ese es el momento que le dedico a mi familia – y a nada más.

Escoge tus 4 o 5 no-negociables y verás que si los escoges bien, sentirás de inmediato una sensación de balance, y acuérdate que balance = felicidad.

Tip #3: Planea tu balance ideal

Tal vez sea imposible que ahora mismo tengas la vida tl y como la deseas, pero lo que sí es posible es que empieces a planificarla para que realmente suceda. Siéntate un día y haz una lista de qué es lo que necesitas para lograr tu vida de ensueño: tal vez necesitas cambiar de trabajo, inscribirte al gimnasio, buscar un centro de meditación…. Y una vez que tengas esa lista, decide qué tienes que hacer primer lugar, qué en segundo, etc…

Como yo sabía que para alcanzar mi propio balance requería tener tiempo para hacer yoga, meditación y viajar, lo primero que puse en mi lista fue crear un negocio propio que me permitiera generar ingresos sin que yo tuviera que estar atado a un horario o lugar establecido. Una vez que lo logré pude pasar a mi siguiente punto de la lista. Así hasta que logré construir una vida donde puedo meditar todas las mañanas al lado de la persona que más amo, tomar clases de yoga a las 4 pm a una cuadra de mi casa y viajar cuando siento la necesidad de hacerlo.

Sólo necesitas una cosa: claridad en lo que significa para ti vivir una vida balanceada.

Y esa es mi respuesta para tu pregunta, Giosana! En verdad espero que te ayude lo que te acabo de decir.

Ahora me encantaría que tú me ayudaras a contestarle a Giosana.

¿Qué otro tip le puedes dar a Giosana para tener una vida en balance? ¿Qué te ha funcionado a ti? Escríbele en los comentarios y yo me encargaré de hacerle llegar todo lo que tengas por decirle 🙂

Gracias por venir a leerme cada semana. Me encanta verte por aquí, en serio.

Y si aun no estás suscrito a mi Lista VIP puedes hacerlo aquí abajo. Recibirás mi blog semanal directo a tu correo electrónico (así nunca te perderás de ninguno!) y también tendrás contenido especial que no comparto en ningún otro lugar.

PD. Como ya te diste cuenta, parte de mis no-negociables son meditar con Hugo y hacer yoga. Este sábado Hugo y yo iremos al Wanderlust 108 un evento de wellness donde correremos 5k, practicaremos yoga y meditaremos junto a otras 1700 personas. Si quieres ir con nosotros compra tus boletos aquí y usa mi código TATODIAZAG para que te hagan 15% de descuento.

Por un vida verdaderamente balanceada,

¿No quieres hacer yoga sola? Haz esto para que alguien te acompañe.

¡Hola amigos! ¿Cómo están?

Yo hoy desperté muy feliz. En paz creo que describiría mejor ese sentimiento que tuve al saltar de mi cama por la mañana. Y estoy seguro que no es por mi, sino por la clase de yoga tan maravillosa que tuve ayer con mi maestra yogui Elvia.

Desde que llegamos a nuestro nuevo hogar, Hugo y yo estuvimos buscando donde podíamos retomar nuestra práctica de yoga que habíamos dejado tan olvidada en los últimos meses. 

Y ahí va lo chistoso de la historia de cómo encontré a nuestra maestra yogui Elvia: estaba un día afuera de la verdulería esperando a que Hugo comprara las frutas que usamos para nuestros jugos verdes, cuando de repente veo una cartulina rosa fosforescente que decía:

Clases de yoga, zumba y pilates. ¡Actívate ya!

OMG. ¡Justo lo que queríamos! Decidimos marcar al número que venía en ese letrero y una semana después ya estábamos en nuestro mat de yoga tomando la clase. ¿Lo mejor? Que literamente está a dos cuadras de nuestra casa.

Pero esto no siempre fue así de fácil.

Hubo un tiempo en que a Hugo para nada le emocionaba la idea de hacer yoga. Al principio iba yo solo a tomar clases de yoga al Centro Budista de la Ciudad de México, y aunque haces buenos amigos ahí, siempre tienes la ilusión de que alguien de tu circulo cercano (pareja, familia, amigos) te acompañe.

Por eso hoy te voy a compartir algunos consejos sobre cómo hacer que una persona que quieres haga yoga contigo. ¿Estás lista?

Consejo #1: No lo obligues a hacer yoga.

¿QUÉ? No tiene sentido lo que estás diciendo Tato.

Ya sé, ya sé. Esto puede sonar un poco contradictorio, pero déjame explicarte. Aunque muchas de las cosas que hacemos hoy en día las hacemos gracias a que alguien más nos introdujo a esa actividad (ir al gimnasio, correr, hasta irte de fiesta!) la realidad es que a nadie nos gusta sentirnos obligados a hacer algo que no queremos.

Como dice Odín Dupeyron: “Nadie tiene qué — nada. Todos optamos por hacer algo.”

La mejor forma de lograr que alguien le interese lo que estás haciendo es que vean que lo haces por ti, y por nadie más. Cuando esa persona vea que lo que haces te ayuda, te sientes mejor y hasta tu semblante cambia, créeme. Les va a interesar.

Consejo #2: Dile que te acompañe a una clase de prueba.

Muchos de los lugares donde imparten yoga tienen la opción de dar clases muestra a personas que les da curiosidad saber si el yoga podría ser para ellos. Si donde tu tomas yoga no dice abiertamente que existe esta opción te recomiendo que te acerques y le preguntes a tu maestra/maestro si la siguiente clase puedes llevar a alguien, estoy seguro que te dirá que sí.

Es súper común que la gente no quiera tomar yoga por la percepción que tienen sobre el yoga, no por el yoga en sí. Y es que todo lo que vemos en las redes sociales relacionado con el yoga son mujeres súuuuuper Fit, con ropa súuuuuper cara, en lugares súuuuuper fancys.

Algunos otros tienen la creencia de que necesitan estar flacos, ser ultra flexibles o ser budistas o hinduistas. Pero eso no es yoga. Yoga simplemente es la práctica donde ejercitas cuerpo, espíritu y mente al mismo tiempo, a través de unir tu respiración con el movimiento de tu cuerpo.

Además puedes decirle que si ya hace algún otro deporte o va al gimansio, el yoga es un excelente complemento para él o ella. Solo es cosa de que tome una clase contigo y lo vea por sí mismo.

Consejo #3: Vayan juntos al Wanderlust 108.

No hay mejor forma de enseñarle a alguien que es verdaderamente el yoga que llevarlo al Wanderlust 108. ¿Qué es eso? Es el primer triatlón consciente en el mundo, que consta de correr/caminar 5 km, una clase de yoga con DJ en vivo, y una meditación guiada para terminar. ¿Apoco no es lo más cool del mundo?

Este evento se hace en más de 20 países ¿y que crees? ¡ahora mismo está aquí en México! El 20 de octubre se hará en la Ciudad de México y podrás enseñarle en vivo y a todo color lo que es el yoga junto a muchas, muchas otras personas haciendo lo mismo que ustedes. Además si le gustan las carreras y a ti no tanto, puede ser un excelente momento para que ambos prueben lo que le gusta al otro.

Si esto suena a algo que realmente quieres hacer te recomiendo que compres tus boletos ahora mismo, porque créeme, se van a acabar más rápido de lo que crees.

Compra tus boletos aquí.

(Top Secret: Si quieres tener un 15% de descuento puedes utilizar mi código de promoción TATODIAZAG al momento de comprar tus boletos —¡de nada!)

Obviamente Hugo y yo vamos a estar ahí, así que si vas ¡avísame! Me encantaría que nos echemos porras juntos durante los 5k, que pongamos nuestros tapetes de yoga juntos y al final nos vayamos a la zona de comida a platicar de la increíble experiencia que vivimos.

Aiñññ ya me emocioné de sólo imaginarlo!

SÓLO PARA TI

¿Cuál de estos consejos puedes aplicar ahora mismo? ¿Tienes algún otro consejo que te haya servido para motivar a alguien más a hacer yoga contigo? ¡Cuéntame en los comentarios! Yo personalmente respondo cada uno de ellos 😉

¿Te gustó lo que acabas de leer? Suscríbete a mi Lista VIP para que no te pierdas ninguno de mis próximos blogs. Te los enviaré directo a tu correo electrónico y además recibirás cosas que no comparto con nadie más —Suscríbete ahora!

Por una vida llena de experiencias maravillosas,

 

 

 


Wanderlust 108 es un día de campo para tu mente, cuerpo y alma. Con una carrera de 5 km, yoga y meditación, nuestro enfoque está en la comunidad, no en la competencia. No se puede superar eso. Usa el código TATODIAZAG para tener 15% de descuento.

Lo que odio del Mercadeo en Red

¡Hola amigos! ¿Cómo están?

¿Alguna vez un desconocido en Facebook te ha mandado un inbox diciendo: “Hola, te puedo hacer una pregunta?” Si tu respuesta es sí y te enojaste sólo de recordarlo, entonces este blog es para ti.

Hace cuatro años yo incursioné en la industria del mercadeo en red sin saber lo que era realmente. Yo sólo estaba buscando una fuente de ingresos extras que me ayudara a ahorrar para mi retiro y eventualmente me permitiera no depender de un empleo.

Si no sabes mucho (o nada) de esta industria te cuento rápido qué es: el mercadeo en red es la forma en que muchos productos o servicios se desplazan hoy en día; personas normales como tú y como yo se alían con alguna empresa para promover o recomendar sus productos/servicios a cambio de una ganancia o comisión por su labor.

¿Qué empresas hacen algo como esto? Uber, AirBnb, USANA —la empresa con la que yo estoy asociado— entre muchas otras.

Esta industria ha permitido que un gran número de personas logren llevar un ingreso extra a su hogar, puedan liquidar sus deudas, o -como yo- hacer una vida con esto.

Sin embargo, en estos cuatro años he visto muchas cosas que realmente no me gustan.

La primera de ellas es ver como muchas personas prometen cosas que no puede cumplir con tal de generar una venta o tener un nuevo integrante en su equipo. Esto se me hace tan malo por muchas razones; quieren ganar dinero engañando a personas, ven únicamente por su beneficio personal, y lo peor, manchan el nombre de la industria haciendo creer a la gente allá afuera que todos somos así.

Siempre deberíamos ser reales y transparentes en todo lo que hagamos: nunca prometas nada que no puedas cumplir. ¿Sabes por qué? Porque en algún momento la gente sabrá que les mentiste. Y quedarás mal. Muy mal.

Si tú eres de los que crees que el fin justifica los medios déjame pedirte algo: por favor, no hagas mercadeo en red. Las personas que hacemos esto de una manera profesional, con el corazón y con la idea de ayudar a otros no queremos a personas así en nuestra industria.

La segunda cosa que me molesta es que una vez que la gente decide incursionar en la industria no lo tome en serio. La mayoría de las empresas de mercadeo en red tienen una inversión muy baja comparada con cualquier otro negocio, y muchas veces esa es la razón por la que no le dan el valor que se merece.

Y lo peor de todo es que como no lo toman en serio no le dedican el tiempo que se merece, y por ende, no tienen los resultados que esperan. Y el no tener los resultados hace que hablen mal de la industria, que digan que “eso no funciona” o, si son un poco más responsables de sus actos, que “eso no les funcionó a ellos”.

Lo que yo siempre he dicho es: si le funcionó a otra persona ¿por que a mi no? Si el/ella pudo ¿por qué yo no?

Otra cosa que tampoco me agrada es ver que a esta industria llegan personas a las que yo llamo “bisneros” ¿Qué es un bisnero? Aquella persona que sólo empieza un negocio o un nuevo proyecto solo por dinero, sin un propósito, principios, ni mucho menos con la intención de beneficiar a nadie más que a él mismo.

Los Bisneros han lastimado profundamente al mercadeo en red.

Mucha gente confía en esas personas poniendo su fe y dinero en aquello que les prometieron, sólo para darse cuenta unos días después que ellos ya no están. No es extraño que algunas personas salten de una empresa a otra con tal de ver “cuál les paga más” o cuál les promete trabajar menos.

Déjame decirte algo: Si vas a asociarte con alguna empresa antes asegúrate que esa empresa y tú tienen los mismos valores, y que consumirías sus productos aunque no te pagaran por recomendarlos. ¿Por qué? Porque recuerda que el que pondrá su nombre y su palabra ante sus amigos y conocidos serás tú, así que más te vale que cumplas lo que prometes porque sino créeme que jamás volverán a creer en ti: ni en los negocios ni en ninguna otra cosa.

El mercadeo en red es una industria tan noble que en verdad me entristece cuando escucho algún nuevo caso de estas situaciones. Porque personalmente el mercadeo en red no sólo me ha dado una fuente de ingresos, también me ha regalado muchos amigos valiosos, viajes, experiencias, desarrollo personal y emocional y muchas, muchas otras cosas.

Si tu estás buscando una nueva fuente de ingresos o has pensado en incursionar en el mercadeo en red y crear un negocio propio redituable basado en la honestidad, la ayuda al prójimo y con principios bien firmes te recomiendo ampliamente que consideres asociarte conmigo. Yo estaré encantado de enseñarte el sistema exacto que utilizo para que tu también puedas tener éxito. 

Dale click aquí para saber más información o para agendar una cita conmigo personalmente o vía skype. Me dará mucho gusto ayudar.

Ahora me encantaría saber lo que tu tienes qué decir sobre este tema.

¿A ti que cosas no te gustan del mercadeo en red y por qué? ¿Cómo ayudarías a mejorarlas? Házmelo saber en los comentarios. Mientras más amplia sea tu respuesta mucho mejor. Recuerda que realmente me importa lo que tienes que decir.

Con todo mi cariño,

 

 

 

*PD. Si no te quieres perder ni un solo de mis blogs semanales no olvides anotarte a mi lista VIP. A ellos les mando todos y cada uno de ellos directo a su correo electrónico (junto con otras sorpresitas).

Más para ti…





Lo más reciente en Instagram…

Cómo meditar fácil (y sin dormirte)

¡Hooooola amigos!

Bienvenidos a la nueva sección del Blog: Jueves de Preguntas y Respuestas! En donde contestaré algunas de las preguntas que ustedes me hacen a través de facebook, instagram o twitter.

La pregunta de hoy me la hizo mi querida amiga @carolinavarmar a través de Instagram, y ella dice:

Caro, qué buena pregunta! Muchas personas intentan meditar y lo dejan luego luego porque creen que no sirven para eso. Pero qué crees: todos podemos meditar.

La verdadera razón de por qué la mayoría de la gente no lo hace es porque no sabe como hacerlo.

Así que el día de hoy hice algo especial para ti: un video explicando paso a paso cómo meditar!!!

Para ver el video y las 3 sencillas técnicas de meditación que yo hago dale click al siguiente video:

¿Qué te parecieron estos tips? Estoy seguro que harán más fácil que logres implementar el hábito de la meditación en tu vida: ¡a mi me sirvieron!

Estas son las dos playlist de meditación guiada de las que te hablé en el video:

Ahora me encantaría escucharte a ti.

¿Cuál es tu mayor reto al momento de meditar? ¿Cuál de estos tips crees que pueda ayudarte a solucionarlo? ¡Cuéntame en los comentarios!

Recuerda que tu eres suficiente. Y si, también eres suficiente para meditar como todo un gurú.

Ojalá pronto tengamos la oportunidad de reunirnos y meditar juntos (que algo me dice que así será)

Por tu nueva vida llena de meditación,

Lo que aprendí de vivir 2 meses en Bali – Parte Dos

*Este blog se lo dedico a Karen, la hija de una querida amiga mía, que falleció en el terremoto del 19 de septiembre.

¡Hola de nuevo, amigos!

El día de hoy continuaremos con la segunda parte de lo que pude aprender mientras viví en Bali el año pasado. Si no has leído la primera parte puedes leerla aquí.

Aunque Bali fue un sueño planeado por Hugo y yo durante meses, los primeros días fueron de los mas raros, incómodos y tristes que he vivido en mi vida.

Nosotros llegamos a Kuta, nuestro primer destino, justamente hoy hace un año, en la madrugada del 19 de septiembre. Para los que me leen desde la Ciudad de México saben perfectamente qué sucedió ese día.

El 19 de septiembre del 2017 México se vio afectado por uno de los terremotos más fuertes y devastadores de los últimos treinta años. Hubo cientos de víctimas, muchos murieron y prácticamente todos los habitantes de las zonas afectadas sufrieron de alguna u otra manera.

Mientras eso sucedía, Hugo y yo recién habíamos llegado a Bali y estábamos dormidos después de las más de 25 horas de vuelo. Aún recuerdo la forma tan estresante e impactante con la que Hugo me despertó por la mañana diciéndome: “Emmanuel, hubo un temblor horrible en México, muchos edificios se cayeron y hay personas atrapadas: llámale a tu familia ahora!”

Que te despierten así es una de las peores sensaciones que he vivido. Y más al darme cuenta que no tenía forma de comunicarme con mi familia porque mi celular se había quedado sin batería y las entradas de luz son diferentes allá y no tenía un adaptador para mi cargador.

Pero yo sé que para nada, de ninguna manera, lo que yo sentí se puede comparar con lo que mi familia, amigos y todos los demás sintieron al vivir en carne propia ese temblor. Si a ti que me estás leyendo te tocó vivirlo quiero decirte que te honro, te respeto y doy gracias a Dios por tu vida y que te encuentres bien hoy.

Fue así como el viaje de ensueño empezó con sabor agridulce.

Después de hablar con mis seres queridos y saber que todos estaban bien (pude conseguir un adaptador en una tienda cercana) la verdad es que Hugo y yo no podíamos pasárnosla nada bien.

Ese sentimiento de culpabilidad de estar en una hermosa isla paradisíaca, y que además estaría ahí por dos largos meses, mientras muchas personas la estaban pasando muy, muy mal no se lo deseo a nadie. Y es que aunque conscientemente sabes que no es tu culpa, que tu no ocasionaste eso, inconscientemente tu lado empático hace que te sientas culpable de estar sano y salvo y no sufriendo.

Después de mucho pensar de qué manera podía ayudar estando a 16,000 km de distancia me dije a mi mismo: “Emmanuel, no es tu culpa. tu no sabrías que eso sucedería. Haz una donación a las instancias que creas que puedan ayudar a los afectados, mándales buenas vibras y bendiciones en tus meditaciones y confía en que todo tomará de nuevo su rumbo con gracia y de manera perfecta”. Y así lo hice.

Tuvieron que pasar casi 2 semanas para que me quitara ese sentimiento de culpa. Si me sigues en Instagram o Facebook te habrás dado cuenta que durante esas 2 primeras semanas no publiqué nada de mi viaje. En primer lugar por ese sentimiento del que te platico; y en segundo lugar por respeto a las personas que estaban tratando de recuperar lo que habían perdido.

Aun así, en la primera foto que subí a mis redes sociales después de mucho tiempo, un amigo me escribió: “Eres un ególatra y un frívolo. Cómo puedes subir eso después de todo lo que hemos pasado. Jamás lo creí de ti.” 

Me sentí fatal. ¿Realmente era un ególatra y un frívolo por hacerlo? Gracias a Dios muchos otros amigos también contestaron diciendo cosas como: “No le hagas caso. No es tu culpa. Pásala bien.”

Y sin querer, esa fue mi primera lección del viaje: siempre habrá personas que no quieren que seas feliz, no porque sientan envidia, sino simplemente porque no quieren que tu lo seas.

Después de eso todo fue mejorando. Pude disfrutar más mi viaje y mi vida allá. Lo que empezó como un viaje con sabor agridulce terminó siendo el más dulce de los postres que me ha dado la vida. Y es que la vida es así, con una variedad tan amplia de sabores tan distintos que vale la pena probar cada uno de ellos cuando se te presentan.

Por supuesto que hubo más retos, situaciones por superar y peleas a muerte con Hugo (#nocierto #sicierto) pero eso mis amigos, es otra historia.

Si quieres que se los cuente escríbeme en los comentarios y podemos hacer una tercera parte de esta serie de blogs acerca de Bali.

TE TOCA:

¿Alguna vez te has sentido culpable por ser feliz? ¿Cuál fue la razón? Cúentamelo en los comentarios! Recuerda que cada semana pasan muchas personas por aquí y tu testimonio puede ayudarle a alguno de ellos.

Y si aún no estás suscrito a mi Lista VIP puedes suscribirte aquí abajo. Recibirás mi blog semanal directo a tu inbox junto con algunos regalitos y promociones ocasionales. (Me tomo muy en serio la privacidad de tus datos personales, por eso NUNCA venderemos tus datos a terceros).

Con todo mi amor,

 

 

 


Lo más reciente en Instagram…

 

Lo que aprendí de vivir 2 meses en Bali – Parte Uno

¡Hola amigos de espíritu viajero!

Esta semana platicaremos tú y yo acerca de uno de nuestros tópicos favoritos: ¡los viajes!

Y es que justo se cumple un año de que Hugo y yo nos fuimos a vivir por más de 50 días a la hermosa, única y paradisíaca isla de Bali en Indonesia 🇮🇩 

Déjame platicarte cómo fue que salió la idea:

Cómo la mayoría de nuestros viajes largos a Asia, éste también fue idea de Hugo. Él sabía que yo tenía muchas ganas de ir a Bali desde que supe de su existencia, y aunque él ya había ido antes cuando vivía en China, decidió buscar vuelos para ir juntos.

¿Por qué dos meses? Simple. Porque creímos que era el tiempo que necesitábamos para conocer realmente la vida ahí. Sin prisas. Sin correr. Hacerlo tranquila y plácidamente.

Y la verdad es que fue gracias a mi negocio de network marketing que yo pude tomarme la libertad de irme de viaje por casi 2 meses. La posibilidad de ser dueño de tu tiempo (y de tu vida, básicamente) fue lo que nos facilitó la ida.

El trayecto a Bali desde la Ciudad de México fueron casi 30 horas. Así que si quieres ir algún día y le tienes miedo a los vuelos tan largos esta puede ser tu oportunidad para superarlo.

Una vez estando allá tres cosas me sorprendieron:

  1. Su economía.
  2. Su filosofía de vida.
  3. Sus paisajes tan exóticamente únicos.

Su economía.

La moneda que se usa en Bali es la Rupia Indonesia (1 dólar = 15,000 rupias aproximadamente) y para un mexicano como yo eso te causa un shock de primera instancia.

Te tardas un rato en acostumbrarte a que la comida te cueste 90,000 rupias sin que sientas que es mucho dinero. (90,000 rupias son aproximadamente 100 pesos).

Esta es la foto en la que por primera vez tuve un millón en mis manos. Y aunque eso equivalga a algo así como 100 dólares, el hecho de ver tantos ceros te hace sentir literalmente como todo un millonario.

Su filosofía de vida.

Algo que me encantó de Bali es la definición de éxito que tienen, y que es tan diferente al concepto de éxito del mundo occidental.

En este lado del mundo -el de occidente- el éxito se define por cuantos logros has tenido, tanto personal o profesionalmente. Tiene que ver con ser cada vez más, alcanzar más y poseer más.

Allá todo eso no existe.

La gente de Bali mide su éxito de acuerdo a que tanto estás conectado con la naturaleza y el universo (o Dios). Mientras más respetes, ames y cuides de lo que te rodea y trabajes en tu conexión espiritual cada día es lo que te hace exitoso ante sus ojos.

Y aunque al principio no lo entendía, después de unos días no me hizo falta entenderlo, pude experimentarlo.

Cuando llegue noté cómo venía con un ritmo mucho más acelerado, desconfiado y con la cabeza llena de todo lo que “teníamos” que hacer y conocer allá. No quería dejar que se me pasara nada. Ni un templo, ni un arrozal, ni una playa.

Poco a poco me fui dando cuenta que esto es fruto de la mentalidad occidental, y que más allá de hacer que logres más lo único que genera es que te estreses, pienses todo el tiempo en el futuro y no prestes atención al presente.

Cuando Hugo y yo entendimos esto dejamos que nuestra estancia fluyera de una manera totalmente a como yo la tenía planeada.

Había días que no salíamos de nuestro hermoso bungaló en el que estábamos hospedados. Solo salíamos para ir a la alberca, ir a la tienda o salir de vez en cuando a la playa.

Otros días, cuando teníamos ganas de turistear, buscábamos qué puntos nos interesaban ver ese día e íbamos y lo disfrutábamos de una manera mucho más vívida y tranquila.

Un día normal para nosotros era despertar con la luz del sol, tomar un té recién hecho, meditar, ir a nuestra clase de yoga, leer a la orilla de la alberca, ir a una cafetería cercana a revisar cosas del negocio por tarde y en la noche salir a un restaurante cercano a cenar.

Nada más.

Sus paisajes tan exóticamente únicos.

De todos los lugares a los que he ido Bali tiene los mejores paisajes. ¿Quieres playa? Ve a Kuta. ¿Quieres montañas? Ve a Uluwatu. ¿Quieres ver los mejores arrozales del mundo? Ve a Ubud. ¿Quieres ver corales y templos bajo el agua? Ve a Nusa Penida.

Bali lo tiene todo.

Para mi lo mejor fue definitivamente los arrozales. Caminar entre montañas repletas de millones de hojas verdes perfectamente cortadas y con olor a pasto mojado es lo mejor. Tan solo de acordarme se me pone la piel de gallina.

¿Y sabes qué? Es tanta nuestra fascinación por este lugar que pensamos en volver en un par de años, pero esta vez mucho más tiempo. Pronto te contaré más detalles al respecto.

Créeme. En verdad puedes conocer todos esos lugares que tanto has deseado. Lo único que tienes que hacer es ponerlo en tu mente, en tu corazón y trabajar por ello. Recuerda, tú eres suficiente para lograrlo.

La próxima semana te contaré cuáles fueron nuestros retos y situaciones más complicadas para nosotros allá. Estoy seguro que encontrarás muchas lecciones de vida en ese.

Si quieres un adelanto busca #EmmiAndHugoTakeBali en Instagram.

SÓLO PARA TI:

¿Qué lugar o país te ha impactado más en tu vida? ¿Cuál será tu próximo viaje? ¡Cuéntame en los comentarios! Si es un lugar al que he ido te puedo dar algunos tips de comida o lugares por visitar 😉

Y por si aún no lo has hecho, recuerda suscribirte a mi Lista VIP aquí abajo. ¡Es gratis! 

Si sabes de alguien que también quiera conocer Bali o vaya a ir pronto compártele este blog. Estoy seguro que le será de gran ayuda.

Por más viajes en tu vida,

Mi abuela, dichos y abundancia.

Con motivo del día de los abuelos esta semana hablaremos de esos ángeles sobre la tierra llamados abuelas.

Como probablemente te sucedió a ti, yo también tengo a la mejor abuela del mundo. Y créeme, tengo razones para decirlo.

Gracias a Dios hoy tengo la fortuna de verla, abrazarla, decirle que la amo y mandarle notas de voz como esta por las mañanas:

Ella todos los días me manda hermosos memes de Piolines diciendo buenos días y frases motivadoras que leo todos y cada uno de ellos. ¿Por qué? Porque sé que algún día no estará aquí para mandármelos. 

Y no porque sea fatalista o algo por el estilo, simplemente porque sé que todo en esta vida es impermanente. Léase como que nada es para siempre. 

Y justo hoy me acordé de ella cuando un buen amigo que vino a visitarme de Pachuca platicaba conmigo acerca de esos patrones heredados de nuestra familia en cuanto al dinero. Y es que gran parte de mis creencias en cuanto al dinero y la abundancia son heredadas de mi abuela.

Con ella conviví prácticamente todos los días de mi infancia, y según los expertos es en la infancia cuando tus paradigmas en cuanto a prácticamente todo de la vida se instauran en tu cabeza, y vives con ellos el resto de tu vida (claro, a menos que hagas un trabajo personal para modificarlos). Dicen que a los 7 años tu ya estas 100% programado inconscientemente.

En mi caso personal, esa programación fue en cierta medida trabajo de mi abuela. De niño vivía prácticamente todo el día con ella y como cualquier otro niño le aprendí muchas cosas que aún el día de hoy conservo.

La primera y más importante es que sin quererlo, ella me programó para ser emprendedor y buscar mi libertad financiera. ¿Cómo? Ella, como muchas abuelas mexicanas, es un diccionario de dichos andando. Uno de los que más me decía, sobre todo cuando íbamos al centro comercial los viernes por la tarde y le pedía que me comprara un juguete, ropa o CDs (que regularmente lo que elegía estaba caro y casi nunca en oferta) era: 

“Ay mi vida, tu sí que naciste para rico”

Estoy seguro que escuché eso más de 100 veces en vida. Y probablemente me estoy quedando corto con esa cifra.

Así que sin ella saberlo (y yo en ese momento mucho menos) mi abuela creó una programación en mi sobre la riqueza. Porque como tal vez lo sepas, el cerebro no entiende de bromas. Todo lo que le digas lo toma como verdad, así que sólo necesitas escuchar el suficiente número de veces algo para que se vuelva un paradigma en tu cerebro.

El escuchar siempre que yo había nacido para ser rico logró contrarrestar todas las otras cosas que escuchaba en casa como “tu crees que me regalan el dinero” “no tengo dinero” y otras frases basadas en la escasez y la culpa.

Otra frase muy común de mi abuela es “Compra como rico y ahorrarás como pobre”, y durante mucho tiempo no entendía a que se refería exactamente. La suele usar cada vez que por querer ahorrarte unos cuantos pesos compras la versión barata de algo, y que al cabo de poco tiempo termina inservible y tienes que gastar dinero nuevamente en lo mismo, y si eres inteligente, ahora sí en la versión de calidad para que no te suceda lo mismo.

El invertir en cosas de calidad aunque no lo creas también trabaja en tu subconsciente diciéndole que te mereces lo mejor que puede existir sobre un producto/servicio en específico. En México muchas personas sufren de lo que yo llamo el Síndrome del No-Merecimiento.

Han escuchado tantas veces que no pueden tener algo que terminan por aceptar eso como una verdad absoluta en todos los aspectos. El creer que no te mereces algo no es otra cosa más que una baja autoestima y creencias heredadas basadas en la escasez.

Yo siempre he creído que me merezco lo mejor de todo lo que deseo.

La mejor escuela.
La mejor ropa.
La mejor pareja.
El mejor negocio.
El mejor departamento.
Los mejores muebles.

Y mi experiencia personal me ha demostrado que en la vida no tienes lo que mereces, sino lo que crees merecer. 

 

Pero sin lugar a dudas la mayor enseñanza de mi abuela en cuanto a la abundancia es que todo lo que das, recibes. Y muchas veces multiplicado. 

Mi abuela es de esas personas que está dispuesta a quitarse algo (lo que sea) para dártelo, sin pensarlo dos veces. Es definitivamente la persona más servicial y bondadosa que conozco, y estoy seguro que eso hace que el Universo le regrese de formas muy chistosas todo lo que ella hace por la gente.

Ella me cuenta que ha sido súper común a lo largo de su vida que se encuentre dinero tirado en la calle. Y no 100 pesos; ella se ha encontrado desde 500 hasta miles de pesos. 

Ha olvidado su cartera en múltiples ocasiones en el centro comercial y siempre se la han regresado a la puerta de su casa intacta; ni un peso más, ni un peso menos. 

Hoy estoy seguro que todo eso no es una casualidad, es una causalidad de su forma de pensar, y por ende, de su forma de manifestar cosas en su vida. 

Por eso ahora entiendo y agradezco todo lo que mi abuela me ha enseñado a lo largo de la vida. Y ojalá que algún día llegue a ser la mitad de lo hermosa persona que es ella.

Piensa en todas esas situaciones únicas que viviste con tus abuelos y cómo han afectado sin darte cuenta a tu vida el día de hoy. Está en ti mirar hacia atrás y ver cómo puedes sacarle jugo a las situaciones que se presentaron en el pasado. Tal vez no todas son buenas, pero definitivamente todas te dejan una lección. Todo depende de ti.

TU TURNO:

¿Qué creencias o paradigmas positivos aprendiste de tus abuelos? ¿Cómo lo has aplicado en tu vida para tener éxito? ¡Cuéntame en los comentarios!

Recuerda suscribirte aquí abajo si aún no lo has hecho. ¡Recibirás todos mis blogs directo a la puerta de tu correo electrónico! Además tendrás cositas que no comparto en ningún otro lugar.

Gracias una vez más por leerme y por dejarme entrar a tu pantalla.

Por las abuelas,

Así edito mis fotos en Instagram

¡Hola Tatos y Tatas!

Por fin escribí el blog que me habían estado pidiendo de cómo edito mis fotos en Instagram. Por fis, si te gustaría leer alguna otra cosa escríbeme en los comentarios y con gusto lo escribo, espero lo disfrutes mucho y si tienes alguna app que nos puedas recomendar a todos los Tatos, estaremos pendientes para leer tus comentarios.

Antes de empezar me gustaría dejar muy claro algo: Aunque a todos nos gusta mostrar a los demás la mejor cara de nosotros mismos en las redes sociales siempre recuerda que tú eres suficiente. Nunca, nunca, nunca vivas de lo que digan los demás porque créeme, he estado ahí y es una vida muy estresante y que no te lleva a ningún lugar.

No puedes hacer feliz a todo el mundo. No eres una piña.

Respétate, admírate y ámate tal cual eres. Compararte con otros mata tu individualidad y tu iniciativa. Sueña, sigue tu corazón y juega tu propio tu juego.

Ahora si, dicho lo anterior, te voy a compartir las apps que uso para jugar mi propio juego en Instagram.

Existen infinidad de apps para editar fotos, pero las que yo uso son las siguientes:

VSCO

 

Esta aplicación es la que yo he usado durante los últimos dos años en casi todas mis fotos. ¿Por qué? Porque se me hace extremadamente fácil de usar. No necesitas ser un experto para embellecer tus fotos con VSCO.

Lo unico que tienes que hacer es darle click en el signo + y agregar la foto que quieres editar de tu carrete de fotos.

VSCO tiene algunos filtros predeterminados (como en Instagram) o puedes personalizar tu mismo el nivel de luz, exposición, contraste y demás.

Pero lo que más, más, más me gusta de ésta app es que puedes crear y guardar fórmulas de edición para que las siguientes fotos que subas le pongas los mismos filtros y tu feed de Instagram se vea uniforme y con un mismo estilo.

VSCO es gratis y tiene algunas mejoras si compras la versión de pago.

Lightroom CC

Lightroom la empecé a ocupar hacer poco gracias a la recomendación de mi amiga Estefanía y créanme ¡esta súper cool!

Esta app es una división de Photoshop, pero no te espantes. No es nada difícil de usar.  Desde el inicio te lleva paso-a-paso desde cómo abrir una foto, cómo comenzar a editarla y cómo descargarla a tu cel.

Puedes darle muchos efectos, y lo mejor que le encontré a esta app es que tiene un modo de cambiarle la óptica a tu foto donde puede mejorar el lente de tu cámara si no es muy buena o de alta resolución.

Lamentablemente algunas de sus funciones más padres son de paga, pero si crees que es una buena inversión para ti te recomiendo 100% que lo hagas. Vale la pena.

Snapseed

Mi nueva favorita. Snapeed es una app desarrollada por Google que además de ser totalmente gratis tiene funciones que te harán lucir como todo un profesional.

Lo que más me gusta de esta app es que es súuuper personalizable: puedes elegir que partes de tu foto las quieres con cierto filtro y qué partes no. Era algo que yo siempre estuve buscando.

Poder dejar cierta parte de la foto con menos saturación y otra parte con el doble de saturación hace que tus fotos queden realmente como tú quieres.

La cantidad de opciones que tiene son muchísimas, así que con calma. Al principio puede parecer abrumador pero con el tiempo le vas a agarrar la onda, te lo aseguro.

¡Pues ahí están! Espero que estos secretos míos te sean de ayuda para mostrar tu vibra y estilo único en Instagram.

Y si tu eres de los que no solo usan Instagram para divertirte sino también para tu negocio recuerda que el próximo sábado daré un taller intensivo de 4 horas de cómo usar éstas y otras herramientas para vender más a través de las redes sociales. Si quieres más info dale click aquí.

Gracias por leerme y por suscribirte aquí abajo para que todos mis blogs te lleguen.

¡Comparte este blog con tus amiguitos con los botones que aparecen aquí abajo!

¡Los quiero mucho!

3 Cosas que deberías saber si quieres vender más en las redes sociales

¡Hoooooola! ¿Cómo estás hoy?

Antes de empezar quiero agradecerte por todo el amor y apoyo que le diste al blog de la semana pasada. Al parecer a muchos les gustó que hubiera un video ¡escríbeme en los comentarios si quieres que haga más!

Esta semana hablaré de un tema que está en boca de todos los dueños de negocio, freelancers, influencers y todos sus derivados. Así es, hoy hablaremos tu y yo de las redes sociales, tan usadas y al mismo tiempo tan desconocidas.

Como tal vez lo sabrás por mis historias de Instagram, la semana pasada fui a la convención internacional del negocio de network marketing que tengo, y sorpresivamente la mayor cantidad de sesiones y talleres fueron enfocadas a social media.

¿Por qué? Porque es ahí donde los negocios se hacen hoy en día. ¿Y por qué? Simple: porque ahí se encuentra la gente todo el tiempo. Y gente = clientes potenciales.

No es sorpresa que el mundo de los negocios y el marketing estén cambiando hoy más que nunca. ¿Has visto como las estrellas de televisión y radio ya migraron a Youtube o Vimeo? Es justamente por eso.

Y gracias a todo este huracán de nuevas técnicas, estrategias y herramientas en el que nos vemos envueltos pude notar que gran parte de los emprendedores allá afuera están estresados, paralizados, muertos de miedo sin saber qué hacer.

Y tienen razones para hacerlo. Los algoritmos de Instagram cambian cada 5 minutos, Facebook ya no le muestra tus post a los seguidores de tu business page si no le pagas y las nociones de informática y social media de la mayoría son casi nulas.

Por eso hoy seleccioné dentro de todo el universo de la redes sociales las 3 cosas que deberías saber si quieres vender online y crecer tu negocio en las redes sociales.

¿Estás listo? Aquí vamos.

  1. Aprende a priorizar tus esfuerzos

    Tal vez esto te suene familiar: te dispones a trabajar en tu negocio y decides publicar algo en las redes sociales para después pasar a hacer unas llamadas, dar seguimiento a algunos clientes y ver a tu equipo de trabajo. ¿Qué pasa dos horas después? Sigues aún frente a tu computadora sin poder terminar ese post en Facebook porque no sabes qué escribir debajo de la foto que tanto trabajo te costó elegir, editar y ponerle sus respectivos filtros.

    Tu y yo sabemos qué sucede después. Es demasiado tarde para hacer esas llamadas, pospones tus seguimientos y tal vez, sólo tal vez, asistes a la junta con tu equipo. Y aunque de cierta manera sí trabajaste en tu negocio, la realidad es que no hiciste todo lo que tenías que hacer, así es que es todavía estás un día más lejos de tu vida de ensueño y del éxito de tu negocio.

    Aprender a priorizar tus esfuerzos significa asignarle un tiempo a cada tarea, y empezar por las que más ingresos le generen a tu negocio y dejar al final los asuntos administrativos o triviales.

    Lo que yo te recomiendo es que elijas un día para hacer las publicaciones de toda la semana y dejarlas programadas con algún asistente virtual de publicación retardada. Mis favoritos son Later y Hootsuite.

    Haciendo esto tendrás más tiempo para dedicarte a las otras cosas que no puedes automatizar, y más importante, que necesitan de ti fisicamente para llevarse a cabo.

  2. Interactúa con tus clientes ideales

    Una mentora alguna vez me dijo: “si le hablas a todos, no le hablas a nadie”. ¿A qué se refería? A que no caigas en esas arenas movedizas en donde la mayoría de los emprendedores caen: creer que todo el mundo allá afuera son sus clientes potenciales. Están tan seguros que su producto o servicio es para todos que no quieren ser demasiados específicos en su speech o forma de promoverse porque no quieren dejar fuera a nadie.

    Y aunque no dudo que en la mayoría de los casos su producto o servicio si ayudaría a más de un segmento de la población, es necesario enfocarse en una pequeña parte de la población para maximizar tus esfuerzos.

    Tienes que ser tan específico que todo lo que hagas para publicitar tu negocio en las redes sociales lo hagas como si estuvieras pensando en una sola persona: tu cliente ideal. Ponle nombre, cara, gustos, hobbies. Todo. Solo así la gente realmente conectará con lo que tienes para ofrecerles y te comprarán. ¿Por qué lo harán? Porque sentirán que le estás hablando directamente a ellos.

    Créeme. Los tiempos donde el marketing podía enganchar a todos quedó en el pasado.

  3. Crea un plan de medios sociales sostenible

Algo que aprendí cuando estudié Negocios Online y Marketing de redes en la B-School de NY es que sobre todas las cosas debes tener un plan de medios sociales sostenible en el tiempo y que no obstaculice la gestión de tu negocio. Y lo más importante es que debe ser hecho a la medida de tu negocio, de acuerdo a tu industria, tiempo en el negocio y presupuesto. Esto es crucial si quieres posicionarte en internet.

Un plan de medios sociales no es ser influencer. Tampoco es hacerte viral. Lo que fácil viene fácil se va. Lo que tú deberías buscar es conectar únicamente con tus clientes ideales, esas personas a las que te encantaría servir. A nadie más.

Si quieres aprender más sobre cómo crear un plan de medios sociales que realmente funcione para tu negocio te recomiendo que te inscribas a mi próximo Workshop presencial llamado Redes Sociales Que Vendan que daré en la CDMX.

En este Workshop tu aprenderás:

  • Cómo crear un plan alcanzable de redes sociales
  • Mi perspectiva personal en cuanto al social media (créeme, no te lo imaginas)
  • Los eternos principios del marketing
  • Todo lo que necesitas saber sobre el marketing digital
  • Las 3 reglas que todo dueño de negocio debería seguir
  • Cómo utilizar la publicidad pagada (invirtiendo poco dinero)
  • El paso a paso de cómo hacer tu primer Facebook Ad exitoso
  • Cómo encontrar y atraer a tu cliente ideal
  • Cómo convertir a tus followers en clientes reales
  • Seleccionar las fotos y videos que realmente atraigan a tu cliente ideal
  • Lograr transmitir tu mensaje sin usar speeches acartonados
  • Tips, herramientas y buenas prácticas.

    Si quieres más información dale click aquí.

Espero que estos tres consejos sean de gran ayuda para ti y tu negocio. Nada me dará mas gusto que verte rodeado del negocio de tus sueños y lo mejor: disfrutando los frutos de tu esfuerzo al lado de los que más amas.

Porque a final de cuentas tu y yo queremos ser mejores no sólo por nosotros, sino por aquellos que nos aman y creen en nosotros.

SOLO PARA TI:

¿Cuál de estas tres estrategias te sirvió más y por qué? ¿Cuál sería una forma de implementarlo ahora mismo en tu negocio? Cuéntame en los comentarios 🙂

Por el negocio de tu sueños,

 

 

 



 

 

7 Consejos para emprender hoy

¿Alguna vez has pensado en emprender pero no te atreves?

¿Crees que no es el mejor momento para empezar un negocio?

En el blog de esta semana podrás asistir virtualmente a la primera conferencia que Hugo (mi socio de vida y de negocios) y yo dimos juntos por primera vez ante más de 2000 personas. En esta charla te compartimos algunos tips que nosotros mismos ocupamos para tomar la decisión de aventurarnos al mundo de los negocios y dejar atrás nuestros empleos de 9 a 6.

En el video de hoy aprenderás:
-La verdadera razón de por qué decidimos emprender
-La diferencias entre ingreso pasivo e ingreso recurrente
-Cuál fue nuestro mayor error (y que nos costó mucho dinero)
-Por qué ahora es el mejor momento para empezar un negocio
-Y mucho más!

Recuerda esto. Tú puedes lograrlo. Tienes todo lo necesario para tener el éxito que tu deseas para ti mismo.

SOLO PARA TI:

¿Cuál de estos consejos te sirvió más? ¿Cuál sería una forma de ponerlo en práctica en tu vida? Cuéntame en los comentarios 🙂

¿Te gustó lo que acabas de ver? Entonces suscríbete a mi Lista VIP para que te lleguen todos mis blogs directo a tu correo electrónico 😀

Con todo mi cariño,

 

 

PD. Si crees que esto tiene que verlo algún amigo tuyo, no dudes en compartirlo. Te lo agradecerá toda su vida.