3 formas de cuidar tu energía de vampiros energéticos

¡Hola amigos!

Ahhh. ¡Me encanta el verano! Ya se siente totalmente esa combinación de clima cálido con las lluvias vespertinas que tanto me gustan  💐 y lo mejor es que con el verano se vienen las vacaciones, la playa y muuuuchas reuniones familiares y de amigos.

¿Pero qué pasa cuando algunas de esas personas con las que te reúnes regularmente hacen de tu verano soleado un invierno gélido? Y es que todos conocemos a algunas personas que son “desas” de las que platicar cinco minutos con ellas es como hacer una Spartan Race: terminas molido, cansado y con un dolor de espalda ho-rri-ble (estoy seguro que ya pensaste en alguien).

La pregunta de hoy es de mi querida Alba Ayala, y dice así:

Corta. Concreta. Y muy poderosa. Alba siempre hace #PreguntasPoderosas 😉

Cuidar nuestra energía de los vampiros que andan rondando por ahí es algo que TODOS debemos de hacer. Por nuestro propio bien.

Y cuando digo vampiros energéticos no me refiero a estos:

via GIPHY

Los de la vida real pueden tomar la forma de un compañero de trabajo. De una pareja. O hasta de una mamá. 🤭 Por eso hoy traigo para ti…

LA GUÍA DE SUPERVIVENCIA MODERNA A LOS VAMPIROS ENERGÉTICOS

🧛‍♂️ Regla #1: Aprende a reconocerlos

Como te decía arriba, estos seres pueden encontrarse en todas partes y es súper importante que aprendas a identificarlos. Un vampiro energético tiene una o más de éstas características:

  • Es inestable emocionalmente
  • Cambia frecuentemente de amigos
  • Siempre “le pasan” cosas o “le hacen” cosas
  • Se queja, critica y condena constantemente
  • La gente dice que tiene “la sangre” pesada

¿Conoces a alguien así? ¡CORREEEEEE!

via GIPHY

🧛‍♂️ Regla #2: Evítalos a toda costa

Mira, no quiero sonar egoísta, pero ya sabes que soy parte del club #PrimeroYoLuegoLosDemás y te recomiendo muchísimo que tú también lo seas. ¿Por qué? Porque si no te cuidas a ti es imposible que puedas ayudar a los demás. ¡Y menos si la gente anda por ahí robándote la energía que tanto trabajo le cuesta a tu cuerpo producir!

Cuando no cuidas tu energía te sientes cansado, triste, sin ganas de hacer nada. Y la forma más efectiva de evitarlo es alejarte de los que te están robando esa energía.

Yo sé que a veces puede ser difícil porque muchas veces son personas que amamos o son importantes para nosotros, pero recuerda una cosa: el amor también es soltar. ¿Recuerdas que le pasó al granjero de The Walking Dead por querer mantener cerca de él a sus seres queridos que habían sido infectados por el virus zombie? Eso mismo te puede pasar a ti si decides por voluntad propia seguir alimentando a tus vampiros energéticos.

🧛‍♂️ Regla #3: Protege tu propia energía

¿Qué pasa cuando no puedes sacar por completo de tu vida a un vampiro energético? Digamos que es tu jefe, tu vecina o tu tía incómoda. Aunque a veces nos gustaría enterrarles una estaca en el corazón, lamentablemente no podemos hacerlo (nocierto, sicierto).

Cuando eso sucede nos podemos sentir condenados a sufrir y tener que aguantar sus colmillos por la eternidad, pero no te preocupes, no tiene que ser así. Esto es lo que puedes hacer para cuidar tu energía —aun con los vampiros rondando por ahí!

  • Crea una burbuja protectora: Antes de llegar a la “guarida” donde se esconde ese vampiro, cierra los ojos e imagina que creas una burbuja de luz blanca, diamantina (o cualquier material que evoque en ti una sensación agradable) y haz que recubra todo tu cuerpo a lo largo y ancho. Puede sonar tonto, pero créeme, funciona. Inténtalo y verás.
  • Convive lo menos posible con esa persona: Lo cortés no quita lo valiente. Salúdalo amablemente, pregúntale cómo ha estado y date la vuelta. ¿Sólo están ustedes dos? Entonces asegúrate de ser tú el que lleva el hilo de la conversación. Cada que quiera hablar de algo negativo cámbiale el tema hasta que se dé cuenta de que no piensas darle ni una gota de tu energía!
  • Práctica la siguiente meditación: Esta meditación me la enseñó Noemi, mi terapeuta de energía, y la uso cada que siento que fui presa de un vampirillo. Ponte en una posición cómoda y cierra los ojos, y mentalmente di la frase “Cuando inhalo traigo de vuelta mi energía vital, y cuando exhalo saco la energía que no me pertenece”. Si te sirve, cada que inhalas imagina que está entrando a ti un aire blanco, y cuando exhalas imagina que sacas un aire gris o negro. Hazlo el tiempo que sea necesario para ti.
  • Medita regularmente: La meditación es la forma más simple, fácil (y gratis!) que yo conozco para elevar nuestra energía y mantenerla en un nivel saludable. Si no sabes cómo meditar ve el video que grabé de cómo meditar fácil y sin dormirte aquí.
  • Ten una amatista contigo: Los cristales son lo más parecido a un collar de ajos para los vampiros energéticos. En lo personal a mi me gusta la amatista, que una de sus propiedades energéticas más poderosas es que transmuta la energía negativa en positiva. Puedes traerla contigo o ponerla en la entrada de tu casa u oficina.

Recuerda, la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Una relación sana es aquella donde tu das energía y recibes energía. Todas las relaciones que reciben tu energía, se la quedan y no dan de vuelta son las que se convierten en vampiros energéticos.

Está en ti decidir cuál de los dos tipos de relaciones quieres tener.

TU TURNO: ¿Qué fue lo más impactante que acabas de aprender? ¿Qué regla de “LA GUÍA DE SUPERVIVENCIA MODERNA A LOS VAMPIROS ENERGÉTICOS” piensas poner en práctica ahora mismo? ¡Cuéntame en los comentarios!

¿Te gustó lo que acabas de leer? Suscríbete a mi Lista VIP y recibe mi blog semanal directo a tu bandeja de entrada:

Por tu energía,

PD. ¿Ya somos amigos en Instagram? Este sábado tendré algunas sorpresitas (AKA, regalos) únicamente para los que me siguen en Insta. ¡Quédate al pendiente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.